2-2 en el Clásico: un ejemplo más de lo difícil que es ganar la Liga para el Barça

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Lo dice hasta Zidane, pero si alguien tenía alguna duda en el 2-2 del Clásico tuvo un ejemplo más de lo difícil que es ganar la Liga para el Barça. Menos mal que esta visita del Madrid al Camp Nou no tenía ninguna trascendencia en la clasificación (los blancos se van a 15 puntos), porque imaginad lo que hubiera sido con el campeonato en juego. El arbitraje se resume en los 2 minutos finales de la primera parte. En el 44, Messi llega lanzado a presionar a Sergio Ramos y roza al central blanco: tarjeta amarilla para el argentino. En el 46, Bale le mete los tacos a Umtiti en el gemelo sin posibilidad de llegar al balón y el árbitro no le amonesta. En el 47, Sergi Roberto se encuentra con Marcelo en una salida con balón y se lo quita de encima con un leve manotazo: roja directa. A partir de ahí, me da exactamente igual que en la jugada del 2-1 de Messi haya una posible falta de Suárez a Varane o que posiblemente Alba le hiciera un penalti a Marcelo, aunque exageró muchísimo, como siempre, porque también se anuló un gol completamente legal a Luis Suárez. Hernández Hernández se cargó un partido que pintaba muy bien para el espectáculo, pero puso de manifiesto una vez más lo fino que debe hilar el Barça para llevarse un campeonato que ha merecido de cabo a rabo.

Quedan 3 partidos para el final (Villarreal, Levante y Real Sociedad) y el único aliciente para los azulgrana es terminarlo invicto. Sinceramente, a mí me da igual que lo consiga o no. Me parece que sería algo a resaltar, por supuesto, pero preferiría que Valverde empezara desde ya a planificar la temporada siguiente en lugar de terminar esta sin perder. Quiero ver cómo podría encajar la temporada que viene Dembélé. Quiero ver si Yerry Mina puede dar relevos de garantías a Piqué. Quiero ver qué alternativas hay al doble pivote Busquets y Rakitic. Quiero ver a algún jugador de la cantera que nos ilusiones. Y, sobre todo, quiero ver si el equipo puede sobrevivir sin Messi. Todas esas interrogantes no se resolvieron en este Clásico, muy fácil de resumir, por cierto.

El Barça empezó muy bien y se adelantó en una gran acción de Sergi Roberto rematada por Suárez, como en el 0-1 que terminó en el 0-3 del Bernabéu. Luego empató Cristiano Ronaldo en una jugada en la que se lesionó. De ahí hasta que el arbitro se cargó el partido hubo bastante igualdad. El Madrid se acercó con peligro en alguna ocasión, pero la más clara la tuvo Messi en un mano a mano con Keylor Navas. En la segunda parte, el Barça, 10 contra 11, hizo un gran ejercicio de contención. Se avanzó por medio de Messi y recibió un gol de Bale en casi la única ocasión que tuvo el Madrid en la segunda parte. Messi tuvo dos bastante claras para haber hecho el tercero, que creo que hubiese sido el de la victoria. Lo bien que controló el Barça en estos 45 minutos al Madrid contrasta, una vez más, con la impotencia que se vio en el partido de Roma. Si todo el equipo hubiese apretado los dientes igual, estoy seguro que aquella sorpresiva eliminación no se hubiese producido. En fin, yo ya daba por terminada la temporada antes del Clásico y me parece que a partir de ahora, incluso Valverde la dará por finalizada. Lo dicho al principio, si el propio Zidane dice que es más difícil ganar la Liga que la Champions, imaginad las complicaciones añadidas que tiene para el Barça. Por eso hay que valorar tanto este nuevo Doblete.

(Foto/Autor: Messi celebra el 2-1/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies