class="post-template-default single single-post postid-11408 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Alba y Messi alejan al Madrid a 8 puntos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El Barça acabó el año 2018 como lo empezó: siendo líder en solitario de la Liga, un campeonato que domina con mano de hierro desde la irrupción de Messi, allá por 2005. Nueve Ligas tiene el argentino, que no descansa en su búsqueda de la Décima. Contra el Celta (2-0) marcó de nuevo para dar lustre a su reciente Quinta Bota de Oro. Competirá por la sexta, sin duda, como lo hará por esta Liga en la que demuestra jornada a jornada, semana a semana, ser el mejor futbolista del mundo y de la historia jugando en el mejor equipo. Alba y Messi alejan al Madrid a 8 puntos, si bien los blancos tienen que jugar su partido aplazado por el Mundialito en Villarreal, que no será nada fácil. El Atlético ganó con apuros al Espanyol de penalti (otro 1-0) y se mantiene a 3 puntos y veremos lo que hace el Sevilla en Leganés.

El partido contra el Celta puede casi resumirse en la conexión entre Alba y Messi, aperturas del diez y asistencias del lateral que son un clásico desde que ambos coinciden en el césped. Dos zurdos de clase que podrían jugar con los ojos vendados porque saben siempre dónde está o por dónde aparecerá cada uno. Los dos resolvieron ante el Celta en dos acciones de la primera parte, una al principio y otra al final. En la primera, el tiro de Messi rechazado por el portero lo embocó Dembélé con gran oportunismo y acierto (el francés se ha ganado al Camp Nou) En la segunda, un gran pase del lateral al hueco lo transformó el argentino con su maestría habitual, engañando por completo al meta rival.

Valverde había apostado, recuperado Semedo para el lateral, por la alineación de los últimos encuentros con Vidal y Dembélé en lugar de Arthur y Coutinho. Los dos brasileños han perdido pie con sus respectivas lesiones y ahora mismo les está costando de nuevo entrar en el once inicial, más en el caso del segundo que del primero. Creo que en enero, con los partidos de Copa, Valverde mezclará más el once titular y ahí puede estar su gran oportunidad para después contar cuando vengan los encuentros de verdad grandes. Con Vidal es indudable que el equipo ha ganado una seguridad defensiva inusual en el primer tramo de la temporada.

Desde el 3-4 del Betis, que creo que fue el punto de inflexión y la entrada del chileno en el equipo, el Barça sólo ha encajado 4 goles en 8 partidos y ha dejado su portería a 0 en los últimos encuentros de Liga: Villarreal (2-0), Espanyol (0-4), Levante (0-5) y Celta (2-0). Es la velocidad de crucero que quiere Valverde y que el Barça exhibió durante buena parte de la temporada pasada. “Otros partidos me han dejado más contento”, diría el técnico al acabar el partido. También a mí. En la segunda parte, el Celta dominó más el juego y pudo recortar distancias en alguna oportunidad. También ampliarlas el Barça a la contra. La verdad es que ni Arthur ni Coutinho entraron al partido con el entusiasmo debido y por eso al final creo que el triunfo dejó un sabor rutinario, funcionarial, como de otro día en la oficina. En cualquier caso, la victoria era importante para terminar el primer tercio del curso con una nota excelente. ¡Feliz Navidad a todos!

Alba y Messi se abrazan/fcbarcelona.es

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies