Coutinho puso el brillo al adiós de Iniesta

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Igual que no mereció mayor análisis el 5-4 del Levante, tampoco lo haré con este 1-0 a la Real Sociedad. Los dos fueron partidos raros en su conjunto, sin mucha tensión por parte del Barça, tomados con mayor interés por parte de los rivales. La Real tuvo tantas o más ocasiones que el Levante hace una semana y el Barça más o menos las mismas que entonces, pero el resultado fue muy distinto. Así es el fútbol, unas veces pierdes o otras ganas sin que haya muchas más explicaciones.  El Barça, pues, cierra la Liga con solo 1 derrota y 93 puntos, 14 más que el Atlético, segundo, y 17 más que el Real Madrid, que ha terminado tercero. Luego dirán que el que gana la Champions es el mejor equipo de Europa, pero la realidad es que la final la juegan el cuarto de la Premier contra el tercero de la Liga. No creo que los finalistas sean, ni mucho menos, los mejores de Europa. Pasa lo mismo con Iniesta. Otros podrán presumir de Balones de Oro y él no tiene ninguno. Da igual, muchos jamás llegarán a la calidad inmensa que atesora Iniesta y que ha desplegado y ha sido reconocida por todos los campos donde ha jugado, ya sean de Europa, Africa, América, Asia u Oceanía. Lo mejor de este partido sin gran historia es que Coutinho puso el brillo al adiós de Iniesta.

Tras haber intentado marcar en varias ocasiones (resulta indudable que no es su fuerte), el capitán dejó su puesto en el campo a Alcácer en el minuto 80. “Se acabó”, debió pensar mientras recorría el campo felicitado por sus compañeros y aclamado por el público. Todos los que lo vieran por televisión seguro que echaron una lagrimita. Como hizo él en el banquillo, seguramente pensando en que ya no podrá jugar más con el Barça. Con lo que ha disfrutado en el campo. Con lo que nos ha hecho disfrutar. La despedida de Iniesta ha sido emocionante, como lo fue la de Xavi y como lo será la de Messi. Son jugadores únicos y nosotros hemos tenido la suerte de ver en todo su esplendor a esta generación de canteranos sin par en la historia del Barça y del fútbol. En 2010, los 3 coincidieron en el podio del Balón de Oro. Tardaremos mucho en ver algo como eso. O quizá nunca.

Además de la fiesta final, donde el equipo recibió el trofeo como brillantísimo campeón de Liga y donde de nuevo hubo momentos emocionantes cada vez que veíamos el rostro de Iniesta, el gol de Coutinho, como digo, fue lo mejor del encuentro. El brasileño agarró el balón antes de llegar al área y encaró a 7 jugadores de la Real antes de soltar un misil que se coló por la escuadra. Fue un gol parecido a los que solía hacer Messi en sus comienzos desde el lado opuesto. Por cierto, el argentino ganó su 5 Bota de Oro, algo que no ha hecho nadie. Coutinho también acaba su primera media temporada en el Barça con 10 goles, una cifra muy estimable. A mí me queda la duda de si será capaz de suplir con garantías a Iniesta, porque le veo con alma más de delantero que preocupado por el entrejuego y las cuestiones de interinidad y defensivas. Eso sí, para hacer de Neymar no tendrá ningún problema. Es un crack con mayúsculas. Ya he dicho que será tarea de Valverde componer un equipo sólido intentando conjugar todo el talento que hay en el equipo (Messi, Coutinho, Suárez, Dembélé, etc), unido al que está al llegar. No me pareció menor el detalle de que contra la Real Sociedad saliera Alcácer en los últimos minutos. Pareció su despedida. Pero para despedida, la de Iniesta, un jugador de leyenda, infinito. Gracias por todo y hasta pronto.

(Foto/autor: Iniesta recibió el trofeo de campeón de Liga en su adiós/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies