Dominio absoluto del Barça en el Clásico en la última década

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El 5-1 del pasado domingo no viene sino a confirmar el dominio absoluto del Barça en el Clásico en la última década. Desde aquel 2-0 de 2008 en los comienzos de Juande Ramos como técnico del Madrid, pasando por las goleadas en el Bernabéu y el Camp Nou (2-6 en 2009, 5-0 en 2010, 0-4 en 2015 o 0-3 en 2017) hasta llegar a este 5-1 de 2018, coincidiendo con la era Messi, el equipo azulgrana ha ganado a su máximo rival la mitad de los partidos disputados: 17 triunfos en 34 duelos, por sólo 10 derrotas (con máximo de 2 goles de diferencia) y 7 empates. Esto no significa nada, claro, a los ojos de los madridistas. Ni tampoco, por supuesto, las 7 Ligas ganadas por 2 de los blancos. Ni las 6 Copas conquistadas por también sólo 2 blancas. Lo único que parece importar, incluso ahora que han cambiado de entrenador nada más empezar el curso, el provisional Solari por el traidor Lopetegui, es que han ganado 3 Champions seguidas y 4 de las últimas 5. Obvian, por supuesto, que esa que han dejado de ganar se la llevó el Barça y que en esta última década también ha levantado otras 2. Tranquilos, porque esa supuesta superioridad blanca ya se vivió en la época de los galácticos y acordaos de cómo terminó: dando paso el mayor periodo de esplendor del Barça en toda su historia.

En los últimos años, el banquillo azulgrana ha sido mucho más estable. Desde 2003, sólo ha tenido seis entrenadores: Rijkaard, Guardiola, Tito, Martino, Luis Enrique y Valverde. El Madrid, en el mismo periodo, acaba de designar al decimocuarto y posiblemente esta misma temporada veamos al número 15. La lista empezaría en Queiroz, seguiría por García Remón, Camacho, Luxemburo, López Caro, Capello, Schuster, Juande Ramos, Pellegrini, Mourinho, Ancelotti, BenítezZidane, Lopetegui yacabaría en Solari. De momento. Como podéis ver, no hay una gran uniformidad en el estilo de fútbol que abanderan los técnicos, porque, según los propios madridistas, el único estilo que les importa a ellos es ganar. Como si el Barça no lo hiciera. Con una forma de jugar mucho más definida, lleva un parcial de 33-19 en trofeos durante la era Messi. Casi el doble. Para el Madrid, en cambio, las últimas Champions tapan esta realidad incontestable.

Sigo pensando que cuando nos falte el argentino, la superioridad exhibida en la última década no será posible. El Barça seguirá ganando títulos, por supuesto, pero nunca podrá ser con la continuidad que se ha dado en estos últimos años. En cualquier caso, ya estamos viendo que sin Messi el equipo también puede y debe ser competitivo. El 5-1, sin embargo, me parece que no refleja la distancia que existe actualmente entre los dos colosos de nuestra Liga. Tampoco lo hizo en el 5-0 de Mourinho. Ese Madrid acabó la temporada derrotando al Barça de Guardiola en la final de la Copa del Rey, algo que se celebró con una rúa por la capital, como bien se encarga de recordar Piqué siempre que puede. Messi y compañía acabaron alzando la Liga y la Champions, pero entonces pareció que lo único importante de verdad era haber ganado la Copa del Rey. Espero que aquello nos sirva de lección en todos los sentidos. Creo que un cambio de entrenador a mitad de la temporada nunca es bueno. Al Madrid le ha salido bien a veces y otras bastante mal. Pero los madridistas siempre van a estar orgullosos de lo que ganen al final de temporada, ya sea una Copa o una Champions. Así que nosotros a lo nuestro, a seguir levantando y celebrando todos los títulos posibles, ya sean Champions, Ligas, Copas o Supercopas.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies