class="post-template-default single single-post postid-31125 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

El Espanyol no resistió a Piqué y menos a Messi (2-0): la Liga más cerca

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Este derbi contra el Espanyol bien resuelto por el Barça (2-0) tenía un doble foco. Por un lado Piqué, que en los días previos había ido a un programa de humor bastante irreverente llamado La Resistencia y había dicho que su patrimonio superaba el presupuesto del Espanyol. Eso suponía una ofensa y un insulto mucho mayor que lo que le suelen cantar al central azulgrana y a su familia en el campo de su rival ciudadano, claro, y el partido se planteaba como una venganza de los pericos. Pues quedó demostrado, una vez más, que Piqué sabe separar muy bien lo que es su faceta personal de la puramente futbolística. Antes de saltar al campo se le veía sentado, totalmente concentrado, en el túnel de vestuarios. Y sobre el césped estuvo impecable, como acostumbra esta temporada. Su compañero de zaga, Lenglet, también estuvo a su altura y el Espanyol no dispuso apenas de casi ninguna ocasión de gol. El otro foco, por supuesto, era Messi, al que siguen sin entender en su selección y diría que en buena parte de su país. Si tienes al mejor jugador del mundo, lo que ha hecho el Barça es lo más inteligente: desde su aparición le ha buscado las mejores condiciones posibles para que desarrolle todo su talento. Esto es, encontrar un sistema de juego en el que se sienta cómodo, compañeros con los que se sienta a gusto y que le busquen en todo momento y un entrenador que le ayude todo lo que pueda, no al revés. Del resto se encarga Messi. Pero es necesario que todos sepan cuál es su papel. Messi, por sí mismo, sería incapaz de ganar todo lo que ha ganado en el Barça, como se demuestra cada vez que va con Argentina. Es de perogrullo, pero al fútbol juegan 11 y los que ganan y pierden son los 11, por mucho que el más brillante sea Messi. El Espanyol no resistió a Piqué y menos a Messi. La Liga está más cerca.

Frente a un Español ultradefensivo, que apenas chutó a portería, porque apenas se acercó por el área, como dijo Piqué en La Resistencia, había que hilar muy fino las acciones para crear oportunidades. El Barça dominó por completo el balón, pero sin exigir demasiado a Diego López. Tuvo, eso sí, varias ocasiones antes del gol de falta, pero llegado el minuto 70 con 0-0, el partido se ponía muy peligroso. Un ex del Barça como Víctor Sánchez, el capitán del Espanyol, que estaba haciendo un buen partido, derribó a Messi al borde del área y luego fue incapaz de despejar el balón cuando éste superó con delicadeza la barrera. El golpeo de Messi fue maradoniano, sutil, y creo que Diego López no hubiera llegado nunca a detener la pelota, pero el caso es que Víctor Sánchez le cambió la trayectoria y acabó entrando.

El argentino sentenciaría el duelo a falta de 2 minutos aprovenchando una asistencia de Malcom, que en la poco más de media hora que jugó también superó las prestaciones de Coutinho. Es cierto que a Coutinho se le vio algo más participativo, con algo más de chispa, pero igual de intrascendente que casi toda la temporada. Ahora es que no consigue ni chutar a portería. Sobre todo ante rivales que le cierran la salida de su pierna derecha, no acierta a crear ni siquiera una ocasión de gol. Aún así, el público que llenaba en Camp Nou le premió con una ovación cuando fue sustituido por Vidal. Valoró, como yo, sus ganas, pero no creo que su acierto. Esta victoria solvente deja la Liga a falta de sólo 6 triunfos (quizá menos, dependiendo de lo que haga el Atlético) en las 9 jornadas que faltan. El martes espera el Villarreal en El Madrigal y el sábado el Atlético en el Camp Nou, dos partidos que pueden terminar de sentenciar una Liga que tiene dueño desde que Messi decidió ganarla. Sería la Décima para él, que suma también 10 temporadas sumando más de 40 goles, una barbaridad. Messi ya lleva tantas victorias como Casillas (334) y dejará un récord casi imbatible más para la historia cuando se retire. Es el Alfa y el Omega de este Barça. Ojalá nos dure todavía unos cuantos años.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies