Iniesta nos emocionó en su despedida: reconocimiento infinito

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Desde que se sentó a dar la rueda de Prensa más difícil de su vida se notó que estaba sacudido internamente por una emoción intensa. Antes de hablar, tomó aire para que su corazón parase de bombear sangre y sentimientos, pero fue imposible. Cuando las primeras palabras salían de su boca (“Esto es para hacer público que esta será mi última temporada en el Barça”) sus ojos empezaron a anegarse de lágrimas y ya no se secarían hasta que hubo terminado el acto. Iniesta nos emocionó en su despedida porque transmitió toda la emoción que sentía en esos momentos. Desde siempre el manchego ha tenido un reconocimiento infinito por parte de la afición del Barça, que le ha visto crecer desde que era un niño. Llegó “en un coche” de Albacete a los 12 años y se va, como él mismo dice, 22 años después, con toda su familia delante, ampliada por la suya propia, su mujer, “la persona más maravillosa que he encontrado en mi vida y que me hace ser feliz cada día”, y sus tres hijos, “tres tesoros que son lo más importante de mi vida”.

Se irá con 32 títulos del Barça en sus 16 temporadas en el primer equipo. Para que podáis comparar, los últimos mitos blancos, Casillas y Raúl, se fueron del Madrid con 19 y 17 títulos, respectivamente, casi la mitad. Iniesta ha sido MVP de finales de Mundial, Eurocopa, Champions, Supercopa de Europa y Copa del Rey. Nunca ha ganado un Balón de Oro. ¿Y qué? France Football le pedía perdón esta semana por su tremendo error. A mí no me importa en absoluto. A él tampoco. Ya hace tiempo que digo que el Balón de Oro no mide bien la categoría de los futbolistas. Y más desde que hubo primero el matrimonio con la FIFA y la posterior separación. “No es ninguna espina el no ganar un Balón de Oro. Estar ahí presente y en el momento que estuvimos Xavi, Leo y yo fue algo mágico y mi percepción del fútbol o de la felicidad no varía si tengo o no un Balón de Oro. Me quedo con el respeto de todo el mundo y de la gente más cercana”.

Iniesta ha sido y debe ser un ejemplo para todos los jugadores de la cantera barcelonista. “Di un paso muy importante dejando a mi familia y tenía entre ceja y ceja triunfar aquí. Al principio costó un poco, pero no me importó porque mi único deseo era ese. Yo tenía el deseo de triunfar aquí y lo conseguí”. Al igual que Xavi, Iniesta también tuvo dificultades para asentarse en el primer equipo. Ni siquiera ellos, que son unos superdotados, lo tuvieron fácil. Así que imaginaos los que atesoran menos cualidades. Hay gente que ahora se está preguntando por qué nadie le ha convencido para que se quede al menos un año más. Tengo la impresión de que el manchego ya tenía decidido irse la temporada pasada, pero con todo el lío de la fuga de Neymar, no parecía el momento más oportuno. “No quiero engañarme ni engañar a nadie. Voy a cumplir 34 años. Me he exprimido y me he dejado el alma por este club. Me conozco, sé cómo soy y de aquí en adelante y por momentos de ley de vida, todo iba a costar algo más”.

Todos tenemos en la retina su última exhibición en la Copa y que este año ha sido más titular quizá que en los dos últimos de Luis Enrique, pero como él mismo dice, es ley de vida, siempre llega la hora del adiós. “Siempre soñé con despedirme así, sintiéndome titular”, dice. Y así será. Sólo queda saber dónde jugará la temporada que viene, si en China, Japón o Estados Unidos: “No está todo cerrado. Hay cosas por hablar. Cosas distintas. Lo único que siempre he dicho es que no competiría nunca contra mi club. Cualquier escenario que no sea Europa puede ser y cuando toque pues ya sabremos el lugar”. Cuando le preguntaron por su mejor momento en el Barça, Iniesta no dudó y se quedó con el día que debutó en Brujas como el más significativo de su larga trayectoria. Hasta en eso fue ejemplar, como en su ultimo agradecimiento: “Me gustaría dar las gracias al club y a la Masía, porque lo que soy hoy como jugador y persona en gran parte ha sido por ellos”. Lo dicho, se va un grande del Barça, un grande del fútbol español y un grande del fútbol mundial. Un jugador de leyenda. Lo único bueno es que ha habido tiempo de hacerse a la idea y habrá tiempo para despedirlo como se merece. Y, por supuesto, con un Doblete. #Infinit8Iniesta.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies