La Liga es más difícil: 14 puntos al ganador de la Europa League y 17 al de la Champions

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Sé que vivimos en un mundo global y que las competiciones supranacionales tienen más repercusión que las locales, es evidente, pero en cuanto a complicaciones para conseguirlas no tengo ninguna duda: la Liga es más difícil y en los torneos cortos y de eliminatorias la suerte cumple un papel mucho más importante. Me da igual que sea suerte pura o en forma de sorteos, decisiones arbitrales o simplemente que sea mala para el rival. Los entrenadores hablan mucho de esos pequeños detalles que marcan la diferencia y estoy de acuerdo con ellos. Resulta obvio que el Barça ha tenido más fortuna en los últimos años en la competición de Copa y que el Madrid la ha tenido en la Champions. No creo que haya sido una cuestión de prioridades, como apunta Puyol, sino que ha venido provocada por la situación en los diferentes torneos. Cuando el Madrid ha tenido posibilidades de ganar la Copa o la Liga ha intentado ir a por ellas. Cuando ha visto que no podía, evidentemente ha puesto todo su empeño en el torneo que le quedaba. Le ha pasado lo mismo al Atlético y pasaría igual en el caso del Barça. No sólo yo opino que la Liga es el trofeo más complicado. Así se expresaba el propio Zidane antes de la última visita al Camp Nou: “La Liga es más difícil que ganar la Champions, lo he dicho toda la vida. Es la más difícil del mundo. Recuerdo que mi día más feliz fue al ganarla”. Y hay un dato enorme para corroborarlo: el Barça le ha sacado 14 puntos al ganador de la Europa League y 17 al de la Champions.

Tanto el Atlético (9) como el Madrid (9) han perdido el triple de partidos que el Barça (3, uno en Liga, otro en Copa y otro en Champions) durante esta temporada. Han demostrado ser peores equipos que el azulgrana, está claro. Y eso no lo puede tapar el brillo de Europa, para que el ni siquiera Zidane encuentra explicación: “Lo que queremos nosotros es intentar ganarlo todo, pero la regularidad este año no ha sido muy buena”. No encuentra explicación, porque no la hay, salvo la facilona que dice que el Madrid prioriza la Champions por encima de la Liga y la Copa. Llevados de la mano por la propaganda mediática blanca, me parece que no hay que caer en el error de pensar que el único objetivo del club para el próximo año y para los venideros debe ser la Champions, porque eso significaría retroceder casi 30 años en el tiempo y volver a lo que Menotti llamó “urgencias históricas”. El Madrid tiene 21 títulos europeos: 7 Champions, 6 Copas de Europa, 2 UEFAS, 4 Supercopas y 2 Copas Latinas. El Barça la logrado 19: 5 Champions, 4 Recopas, 3 Copas de Ferias, 5 Supercopas de Europa y 2 Copas Latinas. La supremacia en Europa depende de cuándo hagas la fotografía fija. Hace 4 años era del Barça. En los últimos 3 ha sido del Madrid. Puede que en los próximos se vuelva otra vez la tortilla.

Lo que quiero decir con esto es que el Barça debe seguir su propio camino, no el del Madrid. Si difícil es ganar 4 Champions en los últimos 5 años, tanto o más difícil es ganar 7 Ligas y 6 Copas en los últimos 10. Además de 3 Champions, no lo olvidemos. Siendo conscientes del tremendo desgaste que supone y la gran dificultad que conlleva, creo que el Barça debe seguir insistiendo en buscar el Triplete, porque es el único equipo de la historia que ha levantado 2. Ganar 3 ediciones seguidas de una competición europea lo han hecho otros equipos como Bayern, Ajax o Sevilla. El Barça, sin ir mas lejos, estuvo a punto de hacerlo entre 2009 y 2011. El Madrid es el primero en conseguirlo en la Champions, sí, y claro que tiene su mérito, pero tampoco olvidemos cómo han llegado esos títulos, uno en la prórroga, otro en los penaltis y otro gracias a las graves cantadas del portero rival, nunca vistas antes en una final de un torneo (se supone) de tanto prestigio. Por no hablar de los caminos a las finales. Estoy convencido de que el Madrid ha ganado tanto en Europa porque precisamente ha ganado poco en España. Para mí, no es una cuestión de prioridades sino de desarrollo de la temporada. Ya veréis lo importantes que vuelven a ser la Liga y la Copa cuando las gane el Madrid. Y el Doblete, ni os cuento. Eso sí, yo nunca dramatizaría una eliminación de Copa. Ahí estoy totalmente de acuerdo con Puyol y lo he dicho antes muchas veces. Pero tampoco lo haría con una mala marcha en Liga hasta que acabara la temporada. Mientras haya algún título en juego no hay que dramatizar nada. Eso es lo que debemos aprender de las últimas Champions del Madrid. No en si son más o menos que ganar Dobletes.

(Foto/Autor: Iniesta levanta la Liga en su adiós al Barça/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies