class="post-template-default single single-post postid-11561 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Malcom se apunta a la final del Bernabéu

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

“Por fin una final de Copa en el Bernabéu. Enhorabuena a los compañeros de Sport, porque el título de su portada me parece brillante. Con su actuación en el Clásico, Malcom se apunta a esa final del Bernabéu. El brasileño ganó de largo su duelo de debutantes a Vinicius y fue la mejor noticia, en clave Barça, de este 1-1 en la ida de semifinales de Copa. El resultado me pareció injusto para los méritos azulgrana. Es cierto que el Madrid salió más intenso en los primeros minutos y que quizá estuvo algo más entero al final, pero me parece que durante una hora larga el Barça fue dueño del partido y de las mejores ocasiones. El Madrid amagó más que dio, porque Ter Stegen no tuvo que hacer ni una parada de cierta dificultad. Más trabajo tuvo Keylor Navas, sobre todo tras un gran remate de Luis Suárez de zurda y, antes, en un mano a mano con Malcom. Esta última jugada me parece que fue clave en el encuentro. Creo que si llega a marcar (era el minuto 19 y ponía fin al mejor comienzo blanco), el Barça habría ganado con solvencia este Clásico. No fue así, Busquets también se topó con el poste en un buen testarazo y el partido llegó 0-1 al descanso, marcador que a mí se me antojaba totalmente injusto.

Reservado por Valverde por precaución por su golpe en el muslo del día del Valencia, Messi no saltó al campo hasta que Malcom había empatado. O sea, el Madrid lleva 2 partidos sin ganar al Barça sin Messi, para que luego aquí no se cansen de decir que el Barça no es nadie sin el argentino. El argentino tiró una falta que Casemiro bloqueó con el codo, le regaló un gol medio hecho a Aleñá y protagonizó al final una espectacular jugada con Semedo, uno de los mejores del Barça. Quizá poca cosa para lo que nos tiene acostumbrados, pero lo cierto que ni Messi, ni Arturo Vidal ni Aleñá aportaron mucho en su salida. Tras el esfuerzo de llevar el peso del encuentro y de igualarlo en la segunda parte, creo que al equipo le faltó algo de gasolina al final para llevarse el triunfo. Son muchos partidos consecutivos sin descanso y un Clásico siempre produce mucho desgaste.

En la vuelta (recordad, el día 27 a las 21:00) espero que puedan estar en plenitud de condiciones tanto Messi como Dembélé. Puede que entonces el Barça alcance otra final. Si no es así, pues otro año será. La intensísima salida del Madrid habla de quién tiene más interés en esta Copa. Puede que también designen al árbitro Mateu Lahoz para la vuelta, porque fue felicitado efusivamente por los madridistas. Más que la posible expulsión de Ramos, o las de Lucas Vázquez o Keylor Navas por sus graves entradas, o los posibles penaltis a Coutinho o Suárez, o las manos dentro del área de Carvajal y Casemiro (ambas pegadas al cuerpo, sí, pero ambas desplazadas con la intención de cortar el balón), lo que más me indignó fueron las continuas faltas de Modric sobre Arthur sin castigo. Porque respondían a una táctica totalmente premeditada de cortar el avance del generador de juego del Barça. Al final el equipo azulgrana dobló en amarillas al equipo blanco: 4 por 2. Y eso que jugaba en casa. Preparaos entonces para la encerrona en el Bernabéu. En el lado negativo, de nuevo estuvo la pobre aportación de Coutinho, un jugador al que sin duda le pasa algo. Nada que ver con el futbolista que llegó hace ahora 1 año. Lo peor es la intrascendencia de su juego. No encara, no se atreve, es como si estuviera bloqueado. Valverde ha sido muy generoso con él, sobre todo en ausencia de Dembélé, pero me temo que en San Mamés ya no será titular a poco que el francés esté en mínimas condiciones de jugar. Es una pena, porque este Coutinho que estamos viendo no es ni de lejos su mejor versión, que es aquella que observamos contra el Inter en Italia. Por cierto, el partido contra el Athletic (domingo, 20.45) será muy importante este fin de semana, porque el sábado se disputa un Atlético-Real Madrid. La Liga empieza a entrar en su tramo decisivo y el Barça puede dar un paso muy importante para ganarla.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies