Messi ante el Sevilla, su blanco favorito: 29 goles

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El Barça visita el Sánchez Pizjuán, un campo difícil, pero sitúa a Messi ante su blanco favorito, el Sevilla, al que ya ha marcado 29 goles. Le sigue muy de cerca el Atlético, al que ha hecho 28. Tercero es el Real Madrid, con 25 y cuarto, el Valencia, con 24. Como véis, todos rivales de tronío. Messi empezó a ser la pesadilla del Sevilla ya en su época de juvenil. Si pincháis en este enlace podéis ver los 4 goles que le marcó en la final de la Copa del Rey de 2004, cuando era entrenado por Juan Carlos Pérez Rojo, aquel delantero azulgrana de mediados de los 80. Desde entonces, no sé si porque va vestido de blanco como el Madrid o porque le caen mal los andaluces después de perder ante ellos la primera final que jugaba, ya con el primer equipo, la de la Supercopa Europea de 2006, o por simple casualidad, el caso es que el Sevilla se ha convertido en la pieza más abatida por el crack azulgrana.

Messi lleva 11 temporadas consecutivas marcando al menos 1 gol al equipo andaluz, contra el que ha firmado 23 en Liga, 4 en la Supercopa de España y 2 en la de Europa. En el partido de la primera vuelta no mojó: 2-1, con tantos de Alcácer. Desde que el 15 de octubre de 2006, con sólo 19 años, recibiera un pase de Xavi y se colase en el área entre tres defensas para batir por alto a Palop con la pierna derecha (3-1), ha fabricado tantos de todas las facturas y colores posibles al Sevilla. De todos ellos, yo me quedo con el 0-2 de 2012, aquel en el que le hizo un caño a Spahic al borde del área y le picó el balón de vaselina de nuevo a Palop. Si hay algún gol que puede definir la capacidad de concreción que tiene el argentino es éste: sólo toca tres veces el balón, una para controlar, otra para el regate y otra para el remate. Espectacular. Para mí es una obra cumbre de su arte.

Contra el Sevilla, Messi ha desplegado casi siempre todo su talento. También fueron muy buenos los dobletes en las victorias de 2008 (0-3), de 2014 (1-4) o el más reciente de la Supercopa de Europa (5-4) con dos faltas magistrales. A veces le costó llorar, como en aquella eliminación de Copa de 2010 (victoria insuficiente por 0-1) o ese partido de 2011 (0-0) en la que Javi Varas le amargó la noche parándole incluso un penalti con el tiempo cumplido. Pero han sido más las alegrías, coronadas por dos hat-tricks en las victorias de 2010 (4-0 en la Supercopa de España) y 2014 (5-1 en Liga). Messi ya suma más de 500 goles con el Barça. Cuando se cumplía otro V Centenario, el del Descubrimiento de América (1492), Sevilla acogió la Exposición Universal (1992). Messi sólo tenía 5 años y apenas abultaba más que los balones con los que jugaba en Argentina. Nadie podía pensar entonces que esa pulguita cruzaría algún día el charco y se convertiría en la bestia actual del sevillismo.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies