class="post-template-default single single-post postid-11606 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi remontó con 3 golazos y se llevó un triunfo de campeonato: 2-4 en Sevilla

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Primero hizo un espectacular gol, con una preciosa volea de zurda, a centro de Rakitic, para igualar el inicial de Jesús Navas. Luego, cuando su equipo perdía, porque Mercado había aprovechado una pasividad defensiva incomprensible del Barça, empató de nuevo con un buen remate con la derecha. Y a falta de 6 minutos para el final, cazó un rechace defensivo para definir el partido con una preciosa y sutil vaselina. Messi remontó con 3 golazos y se llevó un triunfo de campeonato: 2-4 en Sevilla. No contento con eso, le regaló el último gol a Suárez con una asistencia de las que sólo él puede hacer, parando el balón con el pecho y pasándolo sin dejarlo caer. No es el hat-trick que marcó el que mejor define a Messi sino esta jugada tan simple: con un control y un toque desarboló a la defensa y fabricó un nuevo tanto. Messi es pura economía de movimientos. Lo es porque piensa el fútbol antes de ejecutarlo. ¡Qué obra maestra brindó en el Pizjuán! 36 goles en 37 partidos le ha marcado ya al Sevilla, que tiene en el argentino a su auténtica bestia negra. Ahora llegan 2 partidos consecutivos en el Bernabéu, terreno donde también se siente como en el patio de su casa, así que muy contentos no creo que anden por allí.

“No tiramos ninguna competición”, dijo Messi al final del partido. “Jugarse el pase a la final de Copa en el Bernabéu será durísimo, pero tenemos que ir a ganar el partido”. No tengo ninguna duda de que el Barça lo intentará, pero tampoco tengo ninguna duda de que no voy a lamentar nada si no se consigue. En cualquier caso, ahora el partido de Liga en el feudo blanco no tiene quizá tanta trascendencia como el de Copa. El Barça se acuesta a 10 puntos del Atlético, que recibe al Villarreal, y a 12 del Madrid, que visita al Levante. A priori, ambos sumarán los 3 puntos, así que aunque pierda en el Bernabéu en el partido de Liga, la ventaja del líder sería de 6 puntos al Madrid y 4 al Atlético como mínimo. En el peor de los casos, como digo, sin duda sería un buen margen para afrontar las 12 jornadas que faltarían hasta el final. Por eso esta victoria en el Pizjuán fue tan importante.

El apoteósico final no quita que piense que el Barça no hizo su partido más brillante. Brillante estuvo Messi, no el equipo. Al minuto 60 nadie podía adivinar cómo iba a terminar el duelo, porque el Sevilla estaba por delante y jugando mejor sus bazas, además de con mayor intensidad. Valverde salió con Semedo, Vidal y Coutinho en el once, los puestos que más le bailan de su once ideal, pero en el descanso hizo una de Mourinho: se corrigió a sí mismo y quitó al chileno y al lateral portugués por Sergi Roberto y Dembélé. Sobre el papel era un equipo más ofensivo que el del primer tiempo, pero paradójicamente sufrió menos a nivel defensivo que en los primeros 45 minutos. Ter Stegen fue prácticamente un espectador. El Barça se volcó por completo casi en el área del Sevilla, que causó muchos menos problemas a la contra. Hacía el minuto 60, lo confieso, había apuntado que Messi no se merecía el equipo que tenía y que todos estábamos viendo: un equipo muy poco preciso, que perdía tontamente el balón (el que más, una vez más, Coutinho) y que no imponía su juego al rival. Dembélé sí había salido muy enchufado y creo que le hicieron hasta un penalti. También pudo haber otro a Suárez, pero ambos no fueron pitados por Mateu Lahoz. Sergi Roberto sí lució su mayor calidad en la banda derecha, porque la izquierda con Alba estuvo siempre bien tapada por Navas. Luego Aleñá entró también con buena actitud y de un tiro suyo nació el 2-3. Pero en general no vi al equipo tan cohesionado como en las grandes ocasiones. Para los 2 encuentros en el Bernabéu hará falta un bloque más sólido. Lo mejor de todo, además del triunfo, es que Umtiti jugó los 90 minutos y, aparentemente, no se resintió de la lesión. Esta sería una gran noticia para jugar contra el Madrid, si no el partido de Copa, porque parece demasiado prematuro que encadene 2 titularidades seguidas tras tantos meses de baja, sí para el encuentro de Liga. En resumen, gran Messi, gran victoria, pero me falta todavía que veamos a un gran Barça. ¡Qué mejor que verlo en el Bernabéu contra el Madrid!

Messi celebra el primer gol/fcbarcelona.es

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies