Grecia empezó a ganar la Eurocopa de 2004 en Zaragoza

Grecia

MIGUEL ANGEL CALERO BEJARANO

“Nuestro éxito comenzó en Zaragoza”, decía Nikolaidis, delantero griego bien conocido por los aficionados del Atlético de Madrid, nada más levantar el trofeo como campeón de la Eurocopa de 2004 en el estadio Da Luz de Lisboa. Nikolaidis se refería a la importante victoria de 2003 de Grecia frente a España, por 0-1, en el camino a la clasificación para el torneo que se iba a disputar al año siguiente en Portugal. Hace 41 años, como reflejaba nuestro compañero Miguel Vidal en las páginas de AS Color, España jugaba su primer partido en tierras helenas. Entonces el fútbol griego era un gran desconocido. Para todos. Para la afición y para los profesionales. Ahora se ha convertido en familiar, casi es una sucursal del fútbol español. Más de una veintena de jugadores militan en la liga griega y los dos principales equipos, Olympiacos y Panathinaikos, han sido entrenados esta temporada por Míchel y Fabri, dos españoles.

Las selecciones de España y Grecia, por su parte, ya se han medido 10 veces, en cuatro amistosos y seis oficiales, desde entonces. De todos ellos, el único encuentro que han ganado los griegos fue al que hacía referencia Nikolaidis. Ese 0-1 en Zaragoza fue un anticipo muy claro del papel que luego tan bien representaría Grecia en la Eurocopa. En el primer partido de la clasificación, España había ganado sin problemas 0-2 en Grecia, con goles de Raúl y Valerón. En Zaragoza, en cambio, en la devolución de visita, los hombres entonces dirigidos por Iñaki Saez se estrellaron una y otra vez contra el muro levantado por los griegos y un gol de Giannakopulos, en la única vez que tiró Grecia a la puerta de Iker Casillas, nos condenó a jugar la repesca contra Noruega.

Aquella Grecia que nos ganó hace ahora 10 años fue la que luego se impondría en la Eurocopa. De los 13 griegos que jugaron aquella noche de sábado en La Romareda, ante 32.000 espectadores, 10 repitieron en la final de Lisboa un año más tarde. Sólo Basinas, Fyssas y Katsouranis jugaron en lugar de Tsartas, Karagounis y Lakis. El artífice de aquel mítico equipo fue Otto Rehhagel, un técnico alemán con fama de ser aficionado al buen vino, a la playa y al sol, que se convertiría para los griegos en el Rey Otto, después de transformar a su selección en una de las más inexpugnables de la historia.

“El futbolista griego es bueno, pero necesita disciplina”, sentenció Rehhagel al aterrizar en el cargo de seleccionador en 2001. “Ahora parecemos alemanes, trabajamos como máquinas”, corroboró Charisteas durante la Eurocopa. Los comienzos del seleccionador no fueron fáciles. Debutó con un 5-1 en Finlandia y después perdió 1-2 en casa con Chipre. También cayó en los dos primeros partidos de clasificación para la Eurocopa 2004 (0-2 contra España y 2-0 contra Ucrania).

Sin embargo, a partir de estas derrotas no recibiría ni un gol más en toda la fase de clasificación: 2-0 a Armenia, 0-2 a Irlanda, 0-1 a España, 1-0 a Ucrania, 0-1 a Armenia y 1-0 a Irlanda. Fue primera de grupo con un punto más que España y se clasificó de forma directa para la fase final de Portugal. El estilo era ya el mismo que se vio después: defensa a ultranza y aprovechamiento de algún contragolpe o jugada de estrategia. “No somos Brasil, ni queremos serlo. Nuestro éxito está en que hacemos un juego muy económico”, confesaba Karagounis.

Con esta hoja de servicios e intenciones y sólo una aparición en un gran torneo (Eurocopa de 1980, donde perdió 0-1 con Holanda, 3-1 ante Checoslovaquia y empató 0-0 con la Alemania que luego sería campeona), quedó encuadrada en el grupo A con Portugal, España y Rusia. Y en el primer par tido ya dio la primera sorpresa: 1-2 a la Portugal de un jovencísimo Cristiano Ronaldo, que hizo el gol del honor luso. “Soy el único que puede circular por el carril bus”, dijo Rehhagel tras la sorprendente victoria, que mereció ya la felicitación del primer ministro griego, Kostas Karamanlis.

El siguiente encuentro era contra España, que había derrotado a Rusia en la primera jornada. “Si empatamos, pasaremos a cuartos”, vaticinó Nikolaidis. Acertó de pleno. Morientes adelantó a la Selección en el primer tiempo, pero Charisteas empató en el segundo y Grecia, pese a perder en el tercer encuentro por 2-1 contra Rusia, se clasificó para cuartos porque marcó más goles que España, que perdió 0-1 con Portugal y se fue para casa. Fútbol económico.

“Decían que era imposible que le ganáramos a Portugal y les vencimos. También decían que España nos ganaría seguro y les empatamos. Por lo tanto, no se puede decir que nos vaya a eliminar”, afirmaba Nikolaidis la víspera de medirse en cuartos de final a la Francia de Zidane, campeona en 2000, que había levantado también la Copa del Mundo en 1998. “Trataremos de divertirnos y jugar como héroes, como los griegos siempre hacen”, apuntaba Rehhagel. Y de nuevo saltó la sorpresa. Un gol de Charisteas tumbaba por primera vez en la historia del fútbol al anfitrión (Portugal) y al campeón de la edición anterior (Francia).

Tras este partido, la euforia empezó a desatarse. En primer lugar la del seleccionador: “Es una gran sensación que en Nueva York, Tokio, Río de Janeiro, en todo el mundo se esté hablando del fútbol griego”. “Ganar a Francia es como haber ganado la Eurocopa”, afirmaba Nikolaidis. Ya no había nada que perder y en semifinales un solitario gol de Dellas, 1,97 de central, el coloso de Rodas, según Rehhagel, acabó en la prórroga con la República Checa.

Por primera vez en la historia de los grandes torneos, el partido inaugural se repitió en la final. El seleccionador alemán, por primera vez también, confesaba cierta perplejidad, la misma con la que veía el resto del mundo la odisea griega: “Es verdaderamente raro lo que los ha pasado en este campeonato”. Scolari, el seleccionador portugués, le daba la razón: “Gane o pierda la final, Grecia es la gran vencedora”.

La gesta griega la culminó de nuevo Charisteas, cuyo gol vieron nueve de cada diez griegos en su país, un gol que provocó el colapso de Atenas y que elevó al Olimpo de los Dioses a los 23 convocados por Rehhagel, al que propusieron la nacionalización: “Ha demostrado tener alma griega”. Tras el triunfo, los futbolistas griegos se pusieron de moda, subieron su cotización y se dispersaron por toda Europa. Fue una moda efímera, sin embargo.

Grecia también haría historia cuatro años después, en 2008, cuando comenzó el reinado de la Selección Española. Por primera vez una defensora del título perdía en la siguiente edición sus tres partidos: contra Suecia (0-2), Rusia (0-1) y España (1-2, con goles de De la Red y Güiza). En el último gran torneo al que ha acudido Grecia, su primer Mundial, el de 2010, tampoco le fue mejor, se fue para casa en la primera fase, pero al menos consiguió un triunfo por 2-1 frente a Nigeria. El milagro griego empezó en Zaragoza hace diez años y terminó con la Eurocopa. Afortunadamente, porque fue el campeón más rácano de la historia: en todos los partidos remató menos que sus contrincantes. Fue el éxito del fútbol económico, como lo definió Karagounis.

¿QUÉ FUE DE LOS 23 HÉROES DE GRECIA?

NIKOS DABIZAS (Defensa)

Jugaba en el Newcastle y luego fichó, en enero de 2004, antes de la Eurocopa, por el Leicester. Se retiró en 2011.

STELIOS GIANNAKOPOULOS (Medio)

Fuera de Grecia, jugó en el Bolton (03-08) y en el Hull City (08-09). Se retiró en 2010. Ahora se ha metido a entrenador.

KONSTANTINOS CHALKIAS (Portero)

Uno de los porteros suplentes, no jugó un minuto en la Eurocopa, pero con 38 años sigue en activo en el PAOK.

PANTELIS KAFES (Medio)

No salió de Grecia durante su carrera. Sigue jugando con el sorprendente dorsal número 1 en el AEK de Atenas con 34 años.

GIORGOS KARAGOUNIS (Medio)

Jugó en el Inter de Milán (03-05) y Benfica (05-07). Incansable, sigue corriendo en el Fulham inglés con 36 años.

ANTONIOS NIKOPOLIDIS (Portero)

Una leyenda del fútbol heleno. Jugó durante toda su carrera en el fútbol griego (Olimpiakos y Panathinaikos). Se retiró en 2011.

TRAIANOS DELLAS (Defensa)

Jugaba ya en el Roma cuando fue a la Eurocopa de Portugal. También estuvo en Chipre (2008- 2011). Se retiró en 2012.

ANGELOS CHARISTEAS (Delantero)

Tras pasar por Bremen, Feyenoord, Nuremberg, Leverkusen y Schalke, entre otros, aún juega con 33 años en el Al-Nassr.

THEOFANIS KATERGIANNAKIS (Portero)

Tampoco actuó en la Eurocopa, pero fichó por el Cagliari tras el torneo y llegó a jugar en el Sevilla. Se retiró en 2011.

GIORGOS GEORGIADIS (Medio)

Estuvo antes de la Euro en el Newcastle (98-99). Luego no salió. Se retiró en 2008. Ahora es entrenador.

KOSTANTINOS KATSOURANIS (Medio)

Fichó por el Benfica (2006-09) después del triunfo de Portugal. Sigue jugando actualmente a los 33 años en el Panathinaikos.

GIOURKAS SEITARIDIS (Defensa)

Antes de la Eurocopa fichó por el Oporto y después por el Dínamo de Moscú y Atlético. Sigue jugando en el Panathinaikos.

ANGELOS BASINAS (Medio)

Tras la Euro, jugó en el Mallorca, Portsmouth y AC Arles-Avignon. Tiene 37 años y aún no se ha retirado, pero no tiene equipo.

VASSILIOS TSIARTAS (Medio)

Antes de la Eurocopa, jugó en el Sevilla. Tras ganar el torneo, fichó por el Colonia, donde jugó un año (2004-05). Se retiró en 2007.

PANAGIOTIS FYSSAS (Defensa)

Fichó por el Benfica (2003) y por el Hearts (2005). Se retiró en 2008. Primero fue ayudante de Rehhagel y ahora de Fernando Santos.

IOANNIS GOUMAS (Defensa)

Un caso de one club man en Grecia. Siempre jugó en el Panathinaikos. Se retiró en 2009. También es ahora entrenador.

DIMITRIOS PAPADOPOULOS (Delantero)

Salió en 2008-09 al Lecce, luego al Dinamo de Zagreb y al Celta (09-12). Actualmente juega en el Panthrakikos.

STYLIANOS VENETIDIS (Defensa)

No salió de Grecia. Tras pasar por Xanthi, PAOK y Olimpiakos, este lateral izquierdo actualmente juega en el Larissa.

THEODOROS ZAGORAKIS (Medio)

Había jugado en el Leicester City (1998-00). Luego actuó un año en el Bolonia (2004-05). Se retiró en 2007. Es presidente del PAOK.

THEMISTOKLIS NIKOLAIDIS (Delantero)

Pertenecía al Atlético cuando la Eurocopa y se retiró justo cuando acabó. Llegó a ser presidente del AEK de Atenas.

ZISSIS VRYZAS (Delantero)

Jugó en Italia: Perugia (00-03) y Fiorentina (03-04). Luego estuvo a préstamo en el Celta (04-05) y Torino (05-06). Se retiró en 2008.

MIHALIS KAPSIS (Defensa)

Fichó por el Girondins tras participar en la Eurocopa, luego volvió a Grecia y aún juega en el Ethnikos Piraeus.

VASSILIOS LAKIS (Medio)

Después de ganar la Euro, firmó por el Crystal Palace, donde vivió una temporada y volvió a Grecia. Se retiró en 2010.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies