class="post-template-default single single-post postid-11464 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Murillo debutó con buena nota

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El Barça perdió 2-1 frente al Levante en la ida de los octavos de Copa. No es resultado insuperable en la vuelta, ni mucho menos, pero ya vengo diciendo en los últimos post que si eliminan al equipo en este torneo no voy a llorar mucho. Por eso, yo habría hecho lo mismo que Valverde, dejar en casa a Piqué, Alba, Rakitic, Suárez y Messi y armar una alineación con sólo 3 titulares ahora mismo, que eran Busquets, Vidal y Dembélé, aunque los tres estuvieron fuera de su puesto habitual. El chileno actuaba de mediocentro, el francés de delantero centro y el catalán de tercer central en una imprevista zaga con el debutante Murillo y el canterano Chumi a los costados. Busquets no puede jugar de central, porque no va bien de cabeza, algo que se vio en el primer gol del Levante. En la banda izquierda estaba el otro jugador del filial que aparecía en el once: Miranda. A la hora de partido, ya no quedaba ninguno de los dos, sustituidos por Sergi Roberto y Lenglet. Fue otra manera de Valverde de decir lo que hace poco dijo en la sala de Prensa, que no hay que hacer demagogia con la cantera. Ni Miranda ni Chumi están preparados para dar relevos de garantías en el primer equipo. Y eso, les guste más o menos a más de uno, fue una de las causas de la derrota. No la única, por supuesto, porque fue un partido no sólo difícil para ellos sino para todos los demás suplentes. En una actuación muy mediocre en general del equipo, para mí la mejor noticia es que Murillo debutó con buena nota.

Nada que ver con su compatriota Yerry Mina, que salió muy tocado del 5-4 del curso pasado en este mismo estadio. Murillo tiene ya muchas tablas en la Liga española. Se le nota tranquilo con la pelota y más allá de algún balón en largo que no llegó a su destino y que no tapó bien en el gol de Borja Mayoral (otro que marca al Barça, pero nunca podrá hacerlo lo mismo al Madrid), me parece que su actuación, para ser la primera, fue bastante solvente. Le enseñaron una tarjeta amarilla muy pronto y aguantó todo el partido sin ponerse nervioso. Es un central de garantías, que podrá acertar o fallar como cualquier otro, pero no es un Yerry Mina por descubrir ni una joven promesa. Creo que Murillo será titular en la vuelta seguro, aunque dudo mucho que tenga los mismos compañeros de zaga. Supongo que Valverde hará dentro de una semana un equipo algo más reconocible, con Messi y alguno más, pero, insisto, no voy a soltar ninguna lágrima si no seguimos en competición.

Si Murillo fue la cara, en la cruz del partido ante el Levante hay que poner de nuevo la actuación de Coutinho. El brasileño jugó de nuevo fatal, por mucho que marcara, de penalti, el gol que da esperanzas al Barça de remontar la eliminatoria. Incluso el penalti me parece que lo tiró horroroso y estuvo cerca de ser detenido por Aitor Fernández. Ahora mismo, es un jugador absolutamente falto de confianza, sin juego, sin regate, sin tiro, sin pase, sin nada. Parece perdido en el campo. Fueron incontables los balones que perdió. Si pretende de esta manera recuperar su puesto de titular, me parece que está equivocadísimo. Con todo lo fallón que estuvo Dembélé, me parece que el francés ahora mismo le pone más interés y más ganas que Coutinho. Malcom tampoco aprovechó su oportunidad. Incluso falló un mano a mano claro con el portero rival. Aleñá no me gustó porque estuvo demasiado tímido y, como en el caso de la Cultural en la primera eliminatoria, creo que si en este partido no llega a jugar Arturo Vidal, al Barça le caen 4 o 5 goles. Soberbio derroche de pundonor el del chileno. Con que sus compañeros hubieran corrido la mitad, me hubiese dado por satisfecho. Por ocasiones, el partido estuvo muy parejo, pero creo que el Levante fue mejor como equipo. En la segunda parte los locales arriesgaron mucho menos que en la primera y fue cuando el Barça se encontró con un claro penalti de Coke a Denis Suárez. Hace un año, en cuartos, el Barça perdió contra el Espanyol por 1-0, un resultado mucho peor que éste. Luego le dio la vuelta y ganó 2-0. El resto, ya lo sabemos, cuarto título consecutivo, sexto en los últimos 10 años, el 30 de su historia. El Barça ha llegado a la final de este torneo en 8 de las últimas 10 ediciones. Perdonad que insista, pero, si esta vez no la alcanza, os aseguro que no voy a llorar.

Murillo, con Borja Mayoral/fcabarcelona.es

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies