class="post-template-default single single-post postid-5636 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Nueva camiseta para un nuevo asalto al tercer triplete

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Ya se ha puesto a la venta la nueva camiseta del Barça para un nuevo asalto al tercer triplete. Está inspirada en la que llevaba el Dream Team en 1992 cuando conquistó la primera Champions para el club. Hay otros equipos que se conforman con seguir viviendo de glorias de hace casi un siglo y de evidentes errores arbitrales para justificar su perdida de hegemonía en el fútbol español, europeo y mundial. Y donde queda más claro es en el planteamiento de sus objetivos. El del Madrid ahora es conseguir la duodécima. A mí lograr la Champions no me dice nada más que eso: ganar un nuevo título. Ningún club ha repetido en el formato actual de competición, lo que significa que es un torneo que no designa al mejor equipo de Europa, sino que es casi igual de lotería que los penaltis con que alzó el trofeo el último campeón. Depende del sorteo, de los rivales que te toque, depende del calendario que tengas, del momento de forma en que llegues. Yo creo que incluso el Atlético fue mejor que el Madrid en esta edición (al menos su camino tuvo más dificultad), pero aunque hubiesen ganado los de Simeone en los penaltis también dudaría mucho de que fuesen el mejor equipo de Europa en estos momentos. El Barça se ha impuesto en una Liga de 38 partidos, un torneo de todos contra todos, de doble vuelta, a los dos finalistas de Champions y al ganador de la Europa League, al que además ha vencido en la Copa y en inferioridad. A la fuerza tiene que ser mejor que todos ellos.

Que el Madrid actual es superior al Barça por tener más Copas de Europa sería como decir que el Liverpool, que se supone tiene las mismas que el equipo azulgrana, o el Milán, que tiene dos más, están a su altura actual. El Liverpool, por mucha historia y trofeos que tenga detrás, y aunque sea finalista de la Europa League, hace 26 años que no gana una liga y hace 30 de su último doblete nacional. Y el Milán lo mismo: es otro grande de Europa venido a menos ante el empuje actual de la Juventus. Ahora mismo en Europa sólo hay cuatro superequipos, que son, a mi modo de ver, y por este orden, Barcelona, Real Madrid, Bayern y Manchester United. Por historia, títulos, prestigio, seguidores y músculo económico-financiero son superiores a todos los demás. Para mí, un escalón por debajo (ya el orden me da igual), estarían Juventus, Milán, Inter, Atlético, Sevilla, Oporto, Benfica, Ajax, Liverpool, Chelsea, Dortmund, PSV y algunos más como el PSG o el Manchester City, gobernados por jeques árabes y que cuentan con un importantísimo respaldo económico para luchar por los grandes fichajes del mercado.

De todos los que he citado, si quitamos a Ajax y PSV (de una liga menor como la holandesa), sólo el Manchester United (1999), el Inter (2010) y el Bayern (2013) han logrado el triplete Liga, Copa y Champions en una misma temporada. En el caso de un triplete, creo que no hay discusión posible: el equipo que lo obtiene ha sido el mejor de ese año en toda Europa. Desde que el Barça lo lograse por primera vez en 2009, el objetivo cada año no es conseguir una nueva Copa de Europa, como en el caso del Real Madrid, sino ofrecer un nuevo triplete a sus aficionados. En 2011 estuvo de nuevo a punto de conseguirlo. Falló en la final de la Copa del Rey, que entonces el madridismo celebró tanto o más que la undécima y no hay más que recordar lo que pasó con el trofeo. En 2014 llegó con opciones hasta abril, cuando fue eliminado de la Champions y perdió la Liga y la Copa en el último partido. En 2015 repitió y en 2016 se ha quedado otra vez a las puertas, con un doblete que ha sido histórico por muchos motivos. Para 2017, el ambicioso objetivo es el mismo: luchar por todas las competiciones, no sólo una, da igual la grandeza o la importancia, empezando por la Supercopa de España y acabando por la Champions. Esto no quiere decir que el Barça tenga la obligación de ganarlo todo, pero sí de pelearlo, como hace siempre. Desde esa exigencia propia y del entorno, que Guardiola instauró en el club, es desde donde ha construido el Barça su actual hegemonía en el fútbol mundial.

(Foto/Autor: Iniesta, Piqué y el tridente Messi, Neymar y Suárez, con las nuevas camisetas. Abajo, Messi con el primer triplete y la camiseta de Xavi, con el segundo/fcbarcelona.es)

portada libro
IMPORTANTE: 
Si queréis comprar mi libro: “Del Triplete al Póker, dos temporadas para la historia” en el que recopilo más de 400 artículos de este blog, desde el 22 de abril de 2015 al 30 de mayo de 2016, aquí os dejo el enlace:

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin