Ojalá no echemos de menos este gol y estos 2 puntos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

No creo que nadie que lo viera por televisión en directo tuviera dudas. El balón rematado por Messi con violencia y resbalado entre las manos del portero Neto había entrado por completo. Arriba tenéis la captura del momento. ¡Si había botado dentro, por Dios! Reaccioné, supongo, igual que todos vosotros. Pues nada, ni el árbitro principal ni los 3 asistentes que había en el campo lo vieron. Ojalá no echemos de menos este gol y estos 2 puntos de Mestalla (1-1). Yo sí acabé echando en falta los 2 escamoteados en el Villamarín el curso pasado por un gol fantasma similar. Por eso estoy tan a favor de introducir la tecnología en el fútbol, que a la Liga española llegará con retraso la temporada que viene. Que no dieran este gol de Messi como legal sería materialmente imposible con el VAR. Otra cosa es que siguieran anulando tantos como el que vimos en el Bernabéu el día anterior. Gil Manzano, aquel árbitro que sacó fuera del área un penalti a Sergi Roberto que estaba un metro dentro del área del Málaga, pitó falta de Baysse por supuestamente apoyarse en Carvajal, que mide medio metro menos, cuando sólo unos cuantos minutos antes no había apreciado lo mismo de Cristiano Ronaldo en un salto con Adrián, que encima se llevó una amarilla por protestar. Sí, Míchel, sí, en las carnes de tu propio hijo pudiste comprobar cómo se pita en el Bernabéu.

Con estas dos acciones tan claras, bien señaladas, el Madrid habría empatado con el Málaga y el Barça habría ganado en Mestalla. La diferencia en la clasificación, en lugar de haberse reducido a 8 puntos, se habría ampliado a 12. Creo que es una diferencia notable. En cualquier caso (una cosa no quita la otra), pienso que el punto en Mestalla es un puntazo. El Barça ya ha visitado 3 de los 5 campos más difíciles de la Liga. Tras el Metropolitano, San Mamés y Mestalla, sólo le quedarán el Bernabéu (23 de diciembre) y ya en la segunda vuelta el Pizjuán. Mantiene a raya al Valencia (4 puntos) y la distancia se recorta mínimamente con el tercero, el Atlético, que está a 8.

El Barça dominó de cabo a rabo la primera parte, en la que mereció ir por delante con ese gol al limbo del colectivo arbitral. Los de Valverde presionaron muy bien tras pérdida y no dejaron casi salir de su campo al Valencia, que lo apostó todo a una defensa muy ordenada y replegada en el balcón de su área y a sus veloces y peligrosos contragolpes. Tras el descanso, el Barça perdió un poco el hilo, ya no manoseó tanto el balón y permitió un ida y vuelta más beneficioso para los intereses del Valencia. Rodrigo adelantó a los locales tras una buena internada de Gayá por la banda de Semedo. Ter Stegen, que había salvado antes una muy clara de Guedes, no logró cortar el centro del lateral y Vermaelen, que fue titular y no desentonó para nada, no llegó a taponar el remate de Rodrigo. Messi no fue el gran Messi de otros días, igual que Suárez no es ni de lejos en este comienzo de temporada el gran delantero que conocemos, pero al argentino siempre le queda algo en su chistera incluso en sus días más discretos. El empate llegó tras una excepcional asistencia del 10 azulgrana a la carrera de Alba. El empalme del lateral, sin dejar caer el balón, fue digno de un delantero de tronío. Resulta curioso como una jugada vista ya una y mil veces sigue sorprendiendo a los rivales. En los últimos minutos hubo opciones de ganar para los dos bandos, pero creo que los dos al final dieron por bueno este empate, que, al igual que el del miércoles en el Juventus Stadium, por lo menos a mí, me vuelve a saber a victoria.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies