Pase lo que pase contra el Atlético, el Barça seguirá siendo líder

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El Barça ha mandado en la Liga desde la primera jornada. Compartió el liderato con la Real Sociedad durante las 3 primeras fechas y a partir de la cuarta ya fue primero en solitario. Han pasado 26 jornadas y los de Valverde siguen sin perder: 20 victorias y 6 empates. Lo más importante es que, pase lo que pase contra el Atlético, el Barça seguirá siendo líder. Una victoria le dejaría con 8 puntos de distancia y el golaveraje ganado. Sería casi la sentencia al campeonato a falta de 11 jornadas para el final. Un empate dejaría las cosas más en el aire, pero bien encaminadas, sobre todo si se gana el golaveaje (0-0), o al menos se iguala (1-1). En este último caso, el empate a puntos final se resolvería por la diferencia de goles a favor y en contra. En estos momentos está en +56 para el Barça y +34 para el Atlético. Difícilmente, los rojiblancos enjuagarían esa distancia de 22 goles en las últimas 11 jornadas.

A pesar del poco tiempo que ha habido de recuperación y de la inercia ganadora del Atlético (8 triunfos y 1 empate en las últimas 9 jornadas), yo siempre confío en la victoria del Barça. Y más jugando en el Camp Nou. Pero hay que aceptar que una derrota también entra dentro del terreno de lo posible. En ese caso, tampoco habría que tirar la toalla, ni mucho menos. Sólo hay que pensar en el precedente del Real Madrid el año pasado, cuando perdió 2-3 con el Barça en el Bernabéu y tuvo que ganar los últimos 6 partidos para salir campeón. Ahora quedarían 11 y si el Barça los gana sería campeón aunque el Atlético enlazara una increíble racha de 20 victorias y 1 empate, algo ciertamente poco probable, sobre todo si continúa compitiendo en la Europa League. El Atlético todavía tiene que ir al Bernabéu, a Villarreal o a San Sebastián, plazas muy complicadas. No creo que saque todos los puntos, igual que el Barça, por supuesto, que visita después al Sevilla y recibe al Madrid como compromisos más difíciles.

Salvo sorpresa, el equipo que saldrá contra el Atlético parece bastante claro. Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta; Messi y Suárez son fijos. Sigue existiendo esa eterna duda del cuarto centrocampista, un puesto del que nadie se ha adueñado de momento. En el Wanda Metropolitano, en el primera vuelta, jugó André Gomes, que ha desaparecido del equipo tras su mala primera parte en Mestalla en la vuelta de semifinales de Copa. Paulinho tampoco está aportando ese empuje con el que aterrizó en el equipo: llega menos a posiciones de remate, no pesa mucho en el juego y su último gol data del 14 de enero. Entiendo que Valverde tenga dudas en esa posición, como las tenemos todos. Yo si fuera entrenador me la jugaría con Dembélé o Coutinho, pero, eso sí, pidiéndoles un compromiso defensivo acorde con la exigencia del partido. El Atlético va a apretar y a morder como siempre en el Camp Nou (hasta donde le permita Gil Manzano), porque sabe que está quizá ante la última oportunidad de pelear el título al Barça esta temporada. Será un partido intenso, bravo, de los que gusta jugar y ver por televisión, pero, salvo que haya un gol pronto, creo que ambos equipos serán más calculadores que nunca. De alguna manera y, dependiendo de cómo vaya el duelo, el empate no sería mal resultado para ninguno de los dos.

(Foto/Autor: Messi celebra un gol al Atlético, su víctima preferida/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies