Peligro: Gil Manzano pitará en el Wanda

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El Barça deberá andarse con ojo contra el Atlético. Además de medirse a dos buenos delanteros como Diego Costa y Griezmann se enfrenta a otro peligro: Gil Manzano pitará en el Wanda. Arriba tenéis una imagen de cómo terminó el último encuentro que el árbitro extremeño dirigió al equipo azulgrana. Messi le negó el saludo. Fue en el Barça-Girona (un partido marcado por la para mí injusta expulsión de Lenglet) después de que el argentino le reclamara una clara falta al borde del área en el minuto 92. Está claro que los números del Barça en Liga con Gil Manzano no son los mejores y quizá por eso le designan para este duelo: en 13 partidos, sólo 7 victorias, 3 empates y 3 derrotas, las tres fuera de casa, contra Málaga (2-0), Real Madrid (3-1) y Sevilla (2-1).

Para los que no lo recordéis, la derrota en la Rosaleda vino precedida por la expulsión de Neymar (una amarilla por supuestamente perder tiempo atándose una bota y otra por una carga un poco fuerte sin más) y también por un penalti clamoroso a Sergi Roberto que el árbitro sacó fuera del área sin ningún problema. Al menos esto último jamás volverá a producirse. Ahora está el VAR y en eso no hay interpretación: o está dentro o está fuera. Lo primero sí, porque queda siempre al designio inexcrutable del colegiado, que ya hemos visto cómo se las gasta recientemente. En su expulsión, Lenglet fue el que recibió la falta e incluso las disculpas de Pere Pons, pero el que acabó fuera del campo anticipadamente fue el francés.

Aquí en España Gil Manzano está considerado uno de los mejores árbitros, sobre todo por parte de los comentaristas del Madrid. No me extraña. Al equipo blanco le ha pitado en 20 partidos de Liga y en 17 de ellos le ha sonreído la victoria, por sólo 1 empate y 2 derrotas. Incluso el Atlético tiene mejores números que el Barça (8 triunfos, 3 empates y 3 derrotas), pese a que de las 6 temporadas que lleva el extremeño en Primera División, los culés han celebrado la Liga hasta en 4 ocasiones. Gil Manzano también ha pitado dos veces a azulgranas y rojiblancos en Copa. En la primera (2-3 en el Calderón en 2015) expulsó a Gabi y Mario Suárez, pero pitó un penalti a los locales por una supuesta obstrucción de Mascherano a Juanfran que ocurrió fuera del área. De nuevo, tuvo una vista de lince. En la segunda (1-1 en el Camp Nou en 2017), también expulsó a Sergi Roberto y Suárez, además de a Carrasco, privando a los 2 azulgranas de disputar la final contra el Alavés. No sé qué pensaréis vosotros, pero, vistos los antecedentes, me da que Messi sólo le dará la mano al árbitro al principio del partido, por el protocolo de capitán. Veremos cómo acaba esta vez.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies