“¿Real Madrid? El enemigo a batir es el Chelsea”

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Al terminar la Supercopa de Catalunya, le preguntaron a Valverde si consideraba al máximo rival como el favorito a ganar la Champions por eliminar al PSG. Ahora echar al equipo francés se considera una proeza. Hace un año, era culpa de Aytekin. Lo digo para que veáis, una vez más, la diferencia. “¿Real Madrid? El enemigo a batir es el Chelsea”, afirmó el técnico, añadiendo que todavía el Barça no estaba ni siquiera clasificado para la siguiente ronda. Viendo los resultados que se han dado en los 4 primeros partidos de vuelta de estos octavos de final (1 empate y 3 victorias visitantes) es cierto que nunca hay que dar nada por ganado de antemano, por mucho que tanto Liverpool como Manchester City ya hubiesen resuelto en la ida. El Tottenham, por ejemplo, que demostró ser muy superior al Real Madrid en la fase de grupos, se ha quedado fuera contra pronóstico. Y eso que se traía un resultado excelente de Turín. En 4 minutos se le fue la eliminatoria. Exactamente igual que al PSG en la ida del Bernabéu.

La eliminatoria contra el Chelsea está aún abierta. El Barça tiene una ligera ventaja en el marcador, porque le sirve el 0-0 para pasar, pero cualquier empate a más de un gol le deja fuera. En la Champions no importa tanto ser el mejor como competir mejor que el adversario y, como siempre digo, tener la suerte de tu lado, tanto en los sorteos como en el desarrollo de los partidos. No creo que la Juventus haya demostrado ser mejor que el Tottenham, pero el primero está dentro y el segundo, fuera. Cualquier competición que se juegue con este formato de mata-mata tiene esta peculiaridad. El Chelsea de Di Matteo que eliminó al Barça en 2012, pese a que acabó ganando el trofeo, no fue mejor, ni de lejos, que el equipo de Guardiola, pero aquel gol de Ramires al filo del descanso, cuando el equipo estaba clasificado con un 2-0 (Busquets e Iniesta) y el rival con uno menos por la expulsión de Terry, lo cambió todo. Messi tiró un penalti al larguero, pegó otro poste y Cech acabó siendo el héroe. La clasificación terminó de esfumarse con el postrer tanto de Torres (2-2).

El Real Madrid no es el equipo a batir porque es tan probable que se repita el enfrentamiento de semifinales de 2011 como que no se vean ni siquiera en la final. De momento están clasificados los blancos junto a la Juventus, Liverpool y Manchester City. El Bayern seguro que estárá en la próxima ronda, es muy probable que el Manchester United también y esperemos, por supuesto, que pase el Barça. El rival quizá más débil que se podría encontrar en cuartos sería el que salga de la eliminatoria entre Roma y Shakhtar. Imaginaos que le toca al City de Guardiola o al Bayern de Heynckes. Pues posiblemente ambos se plantarían en las semifinales con muchísimo menos esfuerzo y complicación que el resto. Así es la Champions, una mezcla de buen momento de forma, capacidad para competir y suerte. A ver si el Barça las tiene en su enfrentamiento contra el Chelsea, porque del Real Madrid, que sigue a 15 puntos en Liga, no hay que preocuparse lo más mínimo. Al menos, de momento.

(Foto/Autor: El Barça celebra el tanto de Messi en Stamford Bridge/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies