class="post-template-default single single-post postid-10299 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 ivan-vc-enabled header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Simeone, los pitos a Gomes y el cuadrado mágico de Valverde

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Además de glorificar la figura de Messi (hasta en Brasil ya lo miden con Pelé), la resaca del Barça-Atlético ha dejado en mal lugar a Simeone, ha provocado debate en torno a los pitos a Gomes y ha agigantado la figura de Valverde sobre la base su cuadrado mágico: Piqué, Umtiti, Busquets y Rakitic. Voy por partes, como si fuera Jack el Destripador. Por lo escuchado y leído por la capital, creo que la derrota del Atlético ha sentado mucho peor a los madridistas que a los propios rojiblancos. Los segundos ya estaban aleccionados por Simeone: “En los últimos 14 años, siempre fue campeón el Real Madrid o el Barcelona, excepto nosotros (2014). Es (un campeonato) imposible”. En cambio, en el Madrid se resisten a ver una realidad tozuda que no les gusta para nada, claro (mejor, porque así no la cambiarán): si gana esta Liga, el Barça sumará 9 en esos últimos 14 años, por sólo 4 de los madridistas. Más del doble de conquistas azulgranas durante la era Messi. Como decía Simeone, quien tiene a Messi, gana más: es una evidencia. Por otro lado, no me pareció que el planteamiento del técnico argentino fuera incorrecto (contener al Barça en el primer tiempo y apretar en el segundo jugando con el cansancio del rival) ni que estuviera muy lejos de su ideario futbolístico.

Es cierto que en otras visitas (la de vuelta de Copa del año pasado, sin ir más lejos), el Atlético ha creado más problemas, pero tampoco es menos cierto que quizá este es el Barça a nivel defensivo más seguro y fiable que ha tenido en frente. Valverde se apoya en un cuadrado mágico formado por la mejor pareja de centrales desde Piqué y Puyol, la del mismo Piqué y Umtiti, y la ha reforzado con el doble pivote Busquets-Rakitic que recuerda al que formó el propio Busquets con Xabi Alonso en la Selección Española campeona del mundo. Rakitic, que juega con Croacia en esa misma posición, está encantado, porque ya no es un jugador para tanto ida y vuelta como requería su función en el clásico 4-3-3. Y Busquets igual, porque por fin tiene una ayuda importante en la sala de máquinas. Así, puede ir a presionar con más confianza e incluso colaborar en la construcción en zonas más cercanas al área. Rakitic ha espaciado, claro, sus apariciones en ataque, pero guardando más la posición el equipo ha crecido en solidez. El Atlético ni siquiera pudo hacerle una ocasión, pues la jugada del gol anulado no era válida. Los dos están brillando más ahora que están juntos que antes cuando jugaban más separados.

Por último quería hablaros de los pitos a André Gomes. Los que seguís mi blog, me parece que sabéis mi opinión sobre este jugador. Creo que tiene buenas condiciones, pero no les saca el provecho que debería. Como dice Valverde, es fuerte, potente, va bien por alto, técnicamente no es malo, cubre mucho campo y, sobre todo, es muy trabajador. Eso es innegable. Contra el Atlético, el técnico le eligió cuando se lesionó Iniesta y se enfureció cuando la grada le reprochó al portugués un mal centro final tras una gran jugada del Barça. “A los que hay que poner nerviosos es a los jugadores del otro equipo, no a los nuestros”, diría Valverde después del encuentro. Y tiene razón. Yo jamás pitaría a ningún futbolista del Barça. Entiendo que la gente puede expresar su descontento con tal o cual jugador en el momento de saltar al campo o cuando se va, pero si está compitiendo por tus colores no tiene sentido hacerlo mientras está luchando por un triunfo, porque eso va en contra de ti mismo y de tu equipo. Sobre todo ahora, que están decidiéndose los títulos, y sobre todo con este jugador, que tiene un grave problema de confianza, en parte debido a su juventud. A mí también me desespera a veces, cuando se ofusca con el balón o lo pierde directamente, cuando nunca llega a cortar el avance del rival o cuando estropea una jugada de peligro, pero también valoro que tanto Luis Enrique como Valverde, dos técnicos que me merecen toda la confianza del mundo, le hayan dado tantas oportunidades. Es difícil que ocurra ya, porque la afición no le pasa ni una, pero, quién sabe si haciendo un gran partido André Gomes se viene arriba y por fin saca lo mejor que tiene dentro, que me parece que no es poco. Ojalá, porque eso sería bueno para él y para todos. Por eso yo nunca le pitaría.

(Foto/Autor: Todos los jugadores, incluidos los suplentes, celebran el gol al Atlético/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies