Sólo 2 goles en contra en Champions: el mejor cuartofinalista

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

El partido de Sevilla nos dejó una imagen del Barça casi inédita desde la Supercopa: el equipo estuvo a merced del rival durante buena parte de la segunda parte. Fueron los errores de los jugadores sevillistas más que los aciertos del Barça los que propiciaron ese milagroso 2-2 final. Si algo se había caracterizado durante todo el curso este Barça de Valverde había sido por su solidez. Era difícil hasta crearle ocasiones. El Sevilla se las hizo a montones. Yo espero que el partido sea una excepción, fruto quizá del resultado (con 2-0 no queda más remedio que arriesgar) y del cansancio provocado por el Virus FIFA. Porque el camino hacia el éxito en la Champions pasa por volver a ser ese equipo organizado, solidario y casi inexpugnable que se ha visto la mayor parte de la temporada. Son muchos los datos que hablan de su fiabilidad. El Barça camina hacia un récord histórico: si no pierde ante el Leganés igualará los 38 partidos ligueros invicto de la Real Sociedad de 1980. De los 46 duelos que ha jugado desde la Supercopa, sólo ha perdido 1 (el intrascendente 1-0 copero ante el Espanyol) y ha empatado 11. En la Champions, ha recibido sólo 2 goles en contra en los 8 primeros encuentros.

De los 8 cuartofinalistas es el mejor con diferencia en este último aspecto. El City y el Bayern han recibido ya 7 tantos; la Juve y la Roma, 8; el Madrid y el Liverpool, 9 y el Sevilla, 13, sin contar la previa a la fase de grupos. “Hemos sufrido mucho exponiéndonos a un tercer gol. Generalmente, somos un equipo que no concede mucho, al menos hasta ahora. Lo tenemos que revisar”, dijo Valverde tras el 2-2 del Pizjuán. El equipo recibió dos goles perfectamente evitables y después, ya en desventaja, no pudo o no supo parar las contras del Sevilla. Se partió en exceso y eso obligaba a los jugadores del Barça a un ida y vuelta al que no están demasiado acostumbrados. Rakitic no tuvo excesiva ayuda a la hora de detener los avances vertiginosos del rival y quien mejor interpreta esta cuestión táctica estaba lesionado. Afortunadamente Busquets ya se entrena con el grupo y todo indica que podrá estar disponible para enfrentarse a la Roma el miércoles (20:45).

No tengo ninguna duda de que si el Barça recupera su solidez eliminará al equipo romano. En cambio, si concede demasiado hasta puede tener problemas. La vuelta de la pareja Busquets-Rakitic al mediocentro puede ser una de las claves para recuperar ese equilibrio perdido en Sevilla. Otra será, como siempre, no menospreciar al rival y menos si es italiano, como en este caso, porque siempre son muy competitivos. Barça y Roma se han visto en dos ocasiones en la fase de grupos de la Champions, pero nunca en una eliminatoria. La cosa no puede estar más igualada: 1 triunfo para cada uno en casa (3-0 para la Roma en 2002 y 6-1 para el Barça en 2015)  y 2 empates (1-1 en el Camp Nou en 2002 y 1-1 en el Olímpico en 2015). El primer partido se juega en el Camp Nou y la prioridad, más allá de conseguir una buena ventaja, es no recibir goles. Acabamos de ver que el Barça es capaz de marcar 2 en menos de un minuto gracias a Messi, que tiene un don divino. Pero no siempre puede hacer milagros.

(Foto/Autor: Ter Stegen, en un entrenamiento/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies