Suárez se convierte en el Messi de guardia: 2-3 en Vallecas

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Como os decía en la previa, el partido tenía una trampa tremenda. Tanto que el Barça perdía por 2-1 en el minuto 86. Sin embargo, al final, tras pasar un mal rato en Vallecas (una hora larga), dos goles Dembélé y Suárez refuerzan el liderato. Eso es lo que cuenta. Tras su hat-trick al Madrid, el uruguayo hizo un doblete. Oficialmente Suárez se convierte en el Messi de guardia del equipo. Ya es el pichichi de la Liga con 9 tantos. El resultado (2-3) deja al Atlético a 4 puntos, porque pinchó en Leganés (1-1) y mantiene la distancia con el Real Madrid, que venció (2-0), no sin apuros y muchísima suerte, al Valladolid, que con 0-0 envió 2 tiros al larguero de Courtois. Cierto que tanta fortuna o más tuvo el Barça en este encuentro, que pintaba inexorablemente como la segunda derrota de la temporada. Parecía un partido calcado al de Butarque (2-1) de hace un mes. Los de Valverde se adelantaron muy pronto en el marcador, como el día del Leganés, pero permitieron a su rival seguir en el partido, crecer y hasta ponerse por delante, como pasó en Butarque. Sólo una reacción final de orgullo, con mucho más empuje que juego, permitió sacar los tres puntos de Vallecas.

Supongo que la victoria será duramente criticada por los madridistas, que no estarán muy contentos, pese a que ellos mismos hayan ganado así miles de partidos, jugando mal, a la heroica y en los últimos minutos. En su caso, la prensa del Régimen lo alaba como el ADN del Madrid, ese que dice que nunca se rinde. Como si el resto de equipos lo hiciera. Tampoco el Barça se rinde nunca. Unas veces tiene suerte y otras no, exactamente como el resto de equipos. Como también os decía en la previa, es difícil volver a enchufarse anímicamente tras el subidón de la semana pasada, porque los jugadores no son máquinas. Como se esperaba, el Rayo salió al mil por cien, con una intensidad tremenda, pues en cada partido a partir de ahora se está jugando la permanencia. Pareció más un duelo de final de temporada que de estas alturas de curso. Al final su esfuerzo fue baldío, pero eso lo quita el mérito de lo que hicieron. Durante una hora, el periodo que va desde el gol de Pozo (fantástico) al de Dembélé (también enorme) desdibujaron por completo al Barça, al que sacaron totalmente del encuentro.

A falta de media hora, Valverde había agotado los cambios porque veía, como todos, que los puntos se le iban. En cualquier contra, el duelo estuvo más para el 3-1 que para el empate. Dembélé, Munir y Arturo Vidal habían salido por Rafinha, Coutinho y Arthur. Cuando todo parecía perdido, el coraje de Piqué, que se colocó de delantero centro, hizo el milagro. Como hacía Alexanco en la época de Cruyff, el central azulgrana tocó un balón llovido del cielo y Dembélé conectó un empalme de zurda que sorprendió a todo el mundo, desde la defensa al portero. Incluso a los espectadores, los del campo y los que lo veían por la tele. Por mucho que a veces nos desespere un poco, sigo creyendo que en el francés hay un jugador de un gran futuro y no creo que salga esta temporada del equipo. En cambio, Coutinho volvió a dar síntomas preocupantes, pues su paso por los partidos cada vez resulta más intrascendente, como si no se encontrara a sí mismo. Creo que el brasileño debería intentar jugar más fácil en vez de demostrar que puede suplir a Messi con acciones imposibles. En Vallecas creo que ni siquiera intentó ningún remate, su gran especialidad. En fin, que con una buena primera media hora y gran final, el Barça se llevó 3 puntos de oro en Vallecas. De nuevo lo hizo sin Messi, no lo olvidemos, porque aquí en la capital auguran un cataclismo mundial cada vez que se lesiona el argentino que luego nunca se cumple. Apareció de nuevo, como ante el Madrid, es que está siendo, como he dicho al principio, el Messi de guardia, Luis Suárez, que con un remate fantástico, en carrera, de difícil ejecución, a centro de Sergi Roberto, dio un vuelco total a un partido que parecía perdido sólo 3 minutos antes. Como dice el tópico, la victoria es de esas que dan ligas al final. Ojalá sea así.

(Dembélé y Suárez celebran el triunfo en Vallecas/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies