Umtiti vale más que Cristiano

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Renovar a Umtiti era tan importante como hacerlo con Messi. El central francés se había quedado con una cláusula de rescisión obsoleta de 60 millones a raíz de la inflación sufrida por el mercado el verano pasado con la marcha de Neymar al PSG. A partir de ahora su libertad cuesta 500, un precio prohibitivo para cualquier club. Digo que renovar a Umtiti era tan importante como hacerlo con Messi porque ahora mismo no hay en el mercado un central de su edad (24 años) y calidad. Si hacemos caso al último barómetro del CIES, el observatorio del fútbol europeo, Umtiti vale más que Cristiano. Su tasación está en los 111,5 millones de euros, por los 103, 4 del portugués, que se sitúa en el puesto número 24, cinco por detrás del francés. Messi, por cierto, aún se codea con Kane (201) y Neymar (195) y es cuarto, con 184 millones de valoración. Umtiti es el defensa más caro del mundo en estos momentos y por eso su renovación me parece tan trascendente.

No recuerdo un caso de un jugador del Barça fichado casi como un completo desconocido hace 2 años y que se haya vuelto tan importante para el equipo. Probablemente no pase esto desde que Cruyff fichó a Stoichkov cuando le vio jugar con el CSKA de Sofía. Además de complementarse muy bien con Piqué y de sus grandes virtudes físicas, tácticas y, sobre todo, de concentración, a Umtiti se le nota completamente adaptado al club, al entorno y a la ciudad. Ya habla español más que correctamente y considera que el Barça es su casa. “Mi prioridad era renovar aquí en el Barça, es mi casa y mi sueño es poder seguir jugando en el mejor club del mundo. No me veía jugando en otro equipo, estoy muy bien adaptado aquí, quiero jugar y ganar títulos, que es lo más importante. Quiero hacer como Iniesta y ganarlo todo, es un ejemplo”, dijo en el acto de renovación.

Para llegar a los títulos de Iniesta tendrá que estar muchos años en el club, está claro, pero de momento lleva 4 (1 Liga, 2 Copas y 1 Supercopa de España) en 2, que no es mala media. En Umtiti hay central para una década igual que en Ter Stegen hay portero para el mismo periodo de tiempo. Los aficionados suelen pensar que los equipos se arman todos los años con la idea de que den un rendimiento inmediato, pero la verdad es que para formar un gran equipo hacen falta varias incorporaciones acertadas a lo largo de varias temporadas. El año que viene se cumplirá una década del gran 2009 en el que se ganó el Sextete, un hito único en la historia del fútbol. Ese gran equipo empezaba en Víctor Valdés y seguía por Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Xavi, Busquets, Iniesta; Messi, Etoo y Henry. Del equipo tipo de aquel 2009, sólo Alves y Piqué fueron novedades de esa temporada. El resto de jugadores ya estaba antes, provenía de la época de Rijkaard y de Van Gaal. La eclosión de un gran equipo es un proceso lento, que requiere una buena maduración, pero no me cabe duda de que Umtiti será uno de los puntales del próximo gran Barça. El Camp Nou ya ha coreado su nombre en varias ocasiones y terminará idolatrándole como hizo con Puyol.

(Foto/Autor: Umtiti con Bartomeu en el acto de su renovación hasta 2023/fcbarcelona.es)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies