class="post-template-default single single-post postid-4751 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

100 goles y 100 partidos: los números de Neymar y Bartra flojean

Facebooktwitterredditlinkedin

El tridente del Barça suma ya 100 goles y Bartra alcanzó su partido 100 de azulgrana. El partido contra el Eibar dejó dos cifras redondas que enmascaran los números de dos de sus protagonistas, Neymar y Bartra, que flojean en este comienzo de 2016. Fundamental a la hora de cubrir la ausencia de Messi durante su lesión de dos meses, el brasileño ha reducido casi a la mitad su producción goleadora. Es el que presenta peores registros del tridente: 23 dianas, frente a las 42 de Luis Suárez y las 35 de Messi. Hasta el Mundial de Clubes y antes del parón navideño, Neymar casi salía a un gol por partido. Después de las minivacaciones, sólo ha marcado 7 en 16 partidos. Desde que fichó por el Barça, siempre sufre en estos meses de invierno. Además su inicio de curso fue accidentado por el asunto de las paperas, que le impidió participar en las dos Supercopas.

Aprovechando el cumpleaños de su hermana, como sucedió el año pasado, creo que el descanso de Neymar en su país le vendrá bien para cargar pilas y enfrentarse con garantías a la recta final de todos los torneos. Coincidiendo con los cuartos y semifinales de la Champions fue cuando se vio la mejor versión del brasileño el año pasado. Marcó en los dos partidos contra el PSG, en los dos frente al Bayern Múnich y luego en la final ante la Juventus. La vuelta de Messi y, sobre todo, el modo en el que lo ha hecho (22 goles en 2016), quita protagonismo al más pintado, se llame Neymar, Luis Suárez o Cristiano Ronaldo. Pero el brasileño también ha logrado destacar con el argentino en el campo, así que no tengo ninguna duda de que puede volver a hacerlo. Es más, debe volver a hacerlo si quiere luchar por el Balón de Oro. En los últimos encuentros le noté algo acelerado, algo aturullado y perdiendo muchos balones sin sentido. Jugando mal, en resumen, no eligiendo bien las acciones y rematando fatal. Quizá sea más cansancio mental que físico. Luis Enrique hace bien en permitirle que se oxigene un poco.

Lo de Bartra pinta peor. No es una cuestión de descanso, sino todo lo contrario. En la primera parte de la temporada se estaba convirtiendo en el tercer central del Barça y de la Selección y así lo reflejé en este blog. Ahora está detrás no sólo de los titulares (Piqué y Mascherano) sino de los suplentes (Mathieu y Vermaelen). Dudo mucho de que, si sigue así, Del Bosque se lo lleve a la Eurocopa. Muchos de vosotros no entendéis la situación de Bartra y yo no os puedo ayudar. Me falta una continuidad de cuatro, cinco o seis partidos, más o menos seguidos, para valorarle. En este comienzo de 2016, el canterano sólo ha sido titular en la vuelta de semifinales de Copa en Mestalla (1-1), un partido intrascendente, y ha entrado de suplente en cinco encuentros más para jugar casi los minutos de la basura. El 4-0 de San Mamés, donde hizo pareja con Vermaelen, ha sido una losa para él. Con 25 años recién cumplidos, aunque haya llegado a esos 100 partidos, debe plantearse si aún le queda paciencia para esperar a una plaga de bajas y que pueda sucederle lo que a Sergi Roberto o se va en busca de los minutos que el Barça le niega y que tendría en muchos otros equipos.
(Foto/Autor: Bartra y Neymar celebran un tanto/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin