class="post-template-default single single-post postid-3734 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

2015, el año del tres: tridente, triplete, tricampeones del mundo

Facebooktwitterredditlinkedin

El año 2015 será recordado como el segundo mejor de la historia del Barça, tras el de 2009, pero, para mí, está a la altura del primero. Supongo que estos días se comparará mucho a este equipo con el de Guardiola. Más allá de la pura cuestión numérica, me parece que éste de Luis Enrique muestra mayor distancia respecto a sus rivales. Este Barça es capaz de meterle tres goles en una final al Athletic, otros tres a la Juventus y tres más a River Plate. 2015 será el año del tres en clave azulgrana: fue el año de eclosión de un tridente de ataque quizá irrepetible, se logró el segundo triplete de la historia y, para culminar, acaba de conseguir el tercer Mundial de Clubes en los últimos seis años. Lo peor para los rivales del Barça es que el ciclo continúa.

Y con un claro hilo conductor: Messi, ahora junto a Iniesta, máximo acaparador de trofeos del club, con 26, superando los 25 de Xavi. Messi, aún mermado por el cólico nefrítico que le impidió jugar la semifinal, se marcó de nuevo un partidazo. Creo que River le esperaba en la banda derecha, pero el argentino esta vez no hizo ni de falso nueve ni de falso extremo, sino que jugó como si fuera un falso centrocampista, a la espalda de la presión adelantada de River. Desde esa posición, la que yo le auguro cuando el físico no le dé para jugar más adelantado, descuartizó al equipo del Muñeco Gallardo, que aguantó dignamente una hora antes de desintegrarse. Messi diseñó todas la jugadas de ataque y marcó el primer gol, casi siempre el más importante en una final, en una maniobra espectacular y gracias a su privilegiado cerebro.

Del tridente, el peor fue Neymar, que se fue sin marcar, pese a intentarlo en varias ocasiones, pero que sirvió dos asistencias de lujo, la primera a Messi y la segunda, a Luis Suárez. El uruguayo fue otra vez determinante y acaba el año con solo un gol menos que Messi: 47 para el argentino, 46 para Luis Suárez. Otros han hecho menos y no han ganado nada y estarán en la gala del Balón de Oro. Messi, Luis Suárez y Neymar hacen más del 75% de todos los goles de los azulgrana. En cualquier otro equipo su compenetración destacaría, pero en el Barça, que es una máquina de jugar al fútbol, desde el portero, a los centrales, a los laterales y a los centrocampistas, es un arma de destrucción masiva, en acertada expresión que le tomo prestada al inglés Rooney. ¡Larga vida al tridente! ¡Larga vida al Barça de Messi! ¡Tricampeones del mundo! No hay equipo mejor en la historia del fútbol. Disfrútenlo, porque estamos viviendo un momento único y quizá, como digo, irrepetible.
(Foto/Autor: Messi, abrazado por sus compañeros tras el primer gol/Miguel Ruiz-fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies