class="post-template-default single single-post postid-32278 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

24 jugadores al asalto del Tercer Triplete

Facebooktwitterredditlinkedin

Arriba tenéis la composición final de la plantilla del Barça: son 24 jugadores al asalto del Tercer Triplete. Si Guardiola y Luis Enrique lo consiguieron en su primer año y Valverde estuvo a punto, ¿por qué no Ronald Koeman? A pesar de lo que puedan decir los primeros onces del técnico en la Liga, el plantel ha sufrido una gran transformación y sobre todo se ha rebajado la edad media con la marcha de Rakitic, Vidal o Luis Suárez y las incorporaciones de Ansu Fati, Pedri, Trincao, Dest, Riqui Puig, Araujo, Matheus Fernandes, fichaje este último que no ha sido presentado y al que no hemos visto ni siquiera en algún amistoso. Ansu y Pedri tienen sólo 17 años, Dest, 19, Trincao, 20, Riqui y Araujo, 21 y Matheus, 22. A ellos se podrían añadir De Jong (23), Aleñá (22) y Dembélé (23), que ya estaban al comenzar la temporada anterior, para formar un equipo completo de jóvenes sobradamente preparados, dispuestos a tomar el relevo a los Piqué, Busquets y Messi que aún forman la columna vertebral del Barça. 

Al final no vendrán ni el central Eric García ni el delantero Depay, por los que Koeman suspiraba. No creo que el Barça eche de menos a ninguno de los dos, al menos hasta que se abra el mercado de invierno, para el que quedan apenas dos meses, cuando ambos jugadores serán aún más baratos, porque quedarán libres el próximo verano. Las llegadas de estos jugadores habrían implicado las salidas de Dembélé y de Umtiti y no estoy nada seguro de que en el cambio el Barça hubiera salido ganando. Sin los problemas físicos que han sufrido, ambos jugadores franceses han demostrado un nivel suficiente para quedarse en el Barça, aunque sea para intentar competir por la titularidad. Los dos son campeones del mundo, tienen unas cualidades extraordinarias y las han demostrados cuando han podido tener continuidad. Por lo visto en los primeros partidos, este año estará muy caro jugar en el Barça, porque Koeman no parece muy amigo de las rotaciones sino que apunta a que sólo hará cambios por necesidad u obligación. En cualquier caso, aún es pronto para saberlo. Tendremos más pistas a la vuelta del parón de las selecciones, cuando el equipo encadenará siete partidos (Getafe, Ferencvaros, Real Madrid, Juventus, Alavés, Dinamo de Kiev y Betis) en poco más de 3 semanas. Si en ese periodo no da relevos ni descansos es que ya no los hará durante toda la temporada. Y en ese caso, la  plantilla se me antojaría demasiado amplia y llena de jóvenes con muchas ansias por jugar, lo que podría llegar a ser un problema. 

A las novedades de los jóvenes se han sumado este año los veteranos Pjanic (30 años) y Coutinho (28), que ha regresado tras su cesión al Bayern. El segundo parece titular indiscutible con Koeman y el primero estoy seguro que lo será a poco que vaya entrando en el equipo, aunque tengo que decir que Busquets está haciendo un esfuerzo increíble por mantener su puesto de titular y su estatus en el grupo. Me parece que está corriendo más que nunca en su carrera, aunque en el último encuentro contra el Sevilla ya le empezó a pasar factura. Al contrario que el técnico y buena parte de la crítica, no creo que al Barça le falte un nueve, pese a la marcha de Luis Suárez, pues ahora el Barça no juega con nueve, sino con un falso nueve que es Messi y cuyo rol pueden desempeñar Griezmann e incluso Coutinho. Al final se quedó también Braithwaite, que podría desempeñar ese papel de Plan B del que habla Koeman, aunque el danés no se hizo acreedor a ese protagonismo en los pocos minutos que jugó la temporada pasada. En cuanto a los problemas por no disponer de un cuarto central, que pienso que podría ser Umtiti (incluso Vermaelen pudo hacer esa función), dependerá de las lesiones. Araujo ha demostrado en estos primeros partidos de pretemporada y oficiales que está lo suficientemente preparado, pese a su juventud. El uruguayo tiene físico, carácter, personalidad y no se complica con el balón, suficiente para cumplir cuando haya que dar relevos a Piqué o Lenglet. En fin, la composición final de la plantilla no es la ideal, ni para Koeman ni para mí, pero me parece que da para luchar por todos los títulos, no como la del año pasado, que se veía extremadamente corta desde el principio. Guardiola tuvo que tragar con Etoo y sacarse de la manga a Busi y Pedro en su primer proyecto. Y lo mismo Luis Enrique cuando le ficharon a Luis Suárez sancionado y Vermaelen lesionado y tuvo que echar mano de Munir, Barta, Sergi Roberto o Sandro. Repito, creo que combinar bien la sabiduría de la experiencia con la fuerza e insolencia de la juventud será la clave, una vez más, de que funcione este nuevo proyecto de Koeman. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies