class="post-template-default single single-post postid-6533 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Alcácer acaba en menos de un día con la cacareada superioridad del Madrid en la Selección

Facebooktwitterredditlinkedin

La cacareada superioridad del Real Madrid en la Selección ha durado menos de un día, lo que ha tardado en hacer oficial el Barça el fichaje de Alcácer. Lopetegui había citado a cinco madridistas (Sergio Ramos, Carvajal, Marco Asensio, Lucas Vazquez y Morata) y sólo cuatro azulgranas (Piqué, Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto). Que hubiese más jugadores del Madrid que del Barça en la Selección es algo que no sucedía desde 2006, dos años antes de se iniciara un ciclo ganador nunca visto en la historia, no sólo del fútbol español, sino mundial. España se impuso de forma consecutiva en la Eurocopa de 2008, Mundial de 2010 y Eurocopa de 2012. Y la base del equipo, primero con Luis Aragonés y luego con Vicente del Bosque era el Barça triunfante de Guardiola y después de Tito Vilanova. Como muchos de vosotros, antes de ese 2006, yo he vivido muchas selecciones con mayoría de madridistas, pero todas habían fracasado, desde la archifamosa Quinta del Buitre a la generación liderada por Raúl.

Es una lástima que Alcácer haya venido a igualar las fuerzas en la Selección pues nada me hubiese gustado más que esa superiorioridad fuera real y que los jugadores del Madrid tirasen del carro de España (ellos que son tan patriotas, no como Piqué, al que seguirán pitando), como han hecho los del Barça. Sólo así veríamos si los blancos eran capaces de repetir un ciclo tan triunfal como el que hemos vivido. Me extrañaría mucho. Y menos si están dirigidos por Lopetegui, un técnico al que no auguro mucho futuro en el cargo. Ya he comentado en varios artículos anteriores que España ha perdido el estilo que le llevó a triunfar (no los jugadores, como erróneamente se piensa) y es algo que no se recuperará con el técnico elegido por la Federación, por mucho que conozca a la mayoría de jugadores de las categorías inferiores.

También he comentado en este blog que yo hubiese preferido un cuarto delantero con más experiencia, pero me gusta la elección de Alcácer. Me parece que este delantero tiene muchas cosas de Villa: velocidad, desmarque e instinto. Marcó 33 goles en 40 partidos la pasada temporada, lo cual no está nada mal, y le gusta asociarse. En cuanto a jugar en el Barça, yo creo que no se engaña ni él: salvo rotaciones, descansos o lesiones, no será titular. Y así lo entiende la enfadada afición del Valencia, que lo ve comiendo pipas sin descanso en el banquillo. Creo que Alcacer puede ser una buena solución en partidos muy cerrados, porque se mueve bien en espacios cortos, como hacía Villa y será un buen relevo cuando haya algún hueco en la delantera. La llegada de Alcácer, como todos suponíamos, provoca la cesión de Munir, al que le vendrá bien tener continuidad en un buen equipo de Primera como es el Valencia. Quién sabe si estos dos jugadores tienen que hacer el camino inverso al que han hecho ahora dentro de dos o tres años. Todo dependerá de su rendimiento.

(Foto/Autor: Alcacer, con la camiseta del Barça/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies