class="post-template-default single single-post postid-32121 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Ansu Fati aún no vale 100 millones, pero puede llegar a valerlos

Facebooktwitterredditlinkedin

El Barça cumplió el expediente ante el Leganés (2-0) y vuelve a dormir a 5 puntos del Real Madrid, que el jueves recibe al Valencia. Jugar sin público en los estadios puede que degenere en este pobre espectáculo que estamos viendo en los primeros partidos. Como además los futbolistas saben que dentro de 3 días viene otro compromiso, regulan el gasto de energía y hacen lo justo por ganar y punto. Los únicos que sí saben que deben aprovechar su oportunidad son los jóvenes. Como Araújo en Mallorca, los más destacados contra el Leganés fueron Ansu Fati, hasta que fue sustituido en la segunda parte por Luis Suárez, y los últimos 20 minutos que jugó Riqui Puig en el puesto de Arthur, en los que estuvo infinitamente más activo que el brasileño. A los dos canteranos se les nota el hambre por jugar y por llegar al estrellato. Del primero se está hablando mucho en los medios por una presunta oferta del Manchester United de 100 millones que supuestamente han aumentado a 150. Mi opinión es la que expreso en el titular: Ansu Fati aún no vale 100 millones, pero puede llegar a valerlos.

En primer lugar, el mercado todavía no ha digerido la realidad postcoronavirus. No sabremos el precio aproximado de los futbolistas hasta que se produzcan las primeras transacciones. Sin duda, el valor será mucho menor de lo que la fuga de Neymar al PSG (222 millones) marcó en su día. Los clubes tendrán una previsión de ingresos mucho más baja y tendrán menos dinero para gastar. En segundo lugar, Ansu Fati tiene todavía sólo 17 años. Es un jugador en formación. Es cierto que ha marcado ya 6 goles en Liga. A su edad, sólo lo hicieron antes Bojan y Raúl. Que su futuro se aproxime más a uno u otro determinará su precio dentro de unos años. Ansu Fati puede llegar a valer 100 millones porque, pese a su edad, entiende muy bien el juego y tiene mucho gol, lo que más valor tiene en el fútbol. Ya he dicho más de una vez que no creo que llegue al nivel de Messi, porque es inalcanzable para cualquiera, pero me parece que tiene madera para llegar al de Etoo, lo cual no estaría nada mal, ni para los culés ni para él mismo. 

El partido fue bastante aburrido, para qué nos vamos a engañar. El Leganés salió muy ordenado y muy defensivo, pero estuvo a punto de adelantarse en el marcador antes del cuarto de hora en un remate que sacó Lenglet bajo palos y en otro de Guerrero que lamió el poste de Ter Stegen. El Barça, demasiado parsimonioso para mi gusto, no encontraba la manera de hacerle daño a su rival hasta que una irrupción potente de Junior por su banda dejó un balón suelto a Ansu Fati para que se sacara un gran disparo desde fuera del área. Lo rápido que armó el tiro es lo mejor de su tanto, pero también su buena colocación. Me gustaron Lenglet, que reaparecía tras su sanción, y Junior y no me gustó nada que Messi volviera a jugar los 90 minutos. ¿Tendrá Setién en mente darle descanso contra el Sevilla (viernes a las 22:00 horas)? Lo dudo. El capitán se tuvo que remangar para cerrar el partido, porque podía ponerse peligroso, sobre todo después de que el VAR anulase un gol a Griezmann por un milimétrico fuera de juego de Semedo. Fue tan justo como el primero que sí le concedieron al Madrid contra el Eibar. Como dijo Setién, esta Liga puede decidirse por centímetros. Tenemos que tener fe en el VAR, pero cuando ves jugadas tan justas, resueltas de diferente manera, da que pensar. En fin, me preocupa mucho el partido contra el Sevilla, toda una prueba de fuego, sobre todo porque llega como tercer duelo en sólo 7 días. Setién dio descanso a De Jong, Braithwaite y Alba (estaba sancionado), que serán titulares seguro en el Pizjuán, también pudo quitarle algunos minutos a Busquets y Piqué, que se llevó un golpe en la tibia muy feo. Sin embargo, como en los peores momentos de Valverde, Messi forzó un penalti que él mismo convirtió y estuvo corriendo hasta el minuto 96. Ya sé que el capitán se regula durante los encuentros y que también necesita encontrar pronto su buen estado de forma si el Barça quiere aspirar a algo, pero no sé si jugarlo todo, cuando ni siquiera en pretemporada se hace (y esto es muy parecido) le hará mucho bien a la larga. 

Ansu Fati celebra su gol/fcbarcelona.es

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies