class="post-template-default single single-post postid-32296 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Ansu Fati y Pedri lideran el ‘Young Team’ del Barça: 5-1 al Ferencvaros para arrancar la Champions

Facebooktwitterredditlinkedin

Manita al Ferencvaros para arrancar la Champions: un 5-1 que es todo un presagio de los próximos buenos años que se auguran para el Barça. Ansu Fati y Pedri, que no han cumplido aún los 18 años y que no se llevan ni un mes de edad, lideran este Young Team azulgrana que nos va a divertir este año y los venideros si la apuesta del club continúa. Ambos todavía tienen mucho que aprender, pero los dos tienen una calidad que en el Barça sólo la habíamos visto a su edad en Messi e Iniesta, o sea, palabras mayores. Con que Ansu Fati y Pedri llegaran a la mitad de estos dos ídolos del barcelonismo ya me daría por más que satisfecho, pero quién dice ahora mismo que no puedan estar a la altura de sus mitos. Llevo diciendo desde el principio de la temporada que se está cociendo un nuevo Barça, una mezcla de veteranos con jóvenes, de experiencia con insolencia, que cada vez me gusta más. La derrota de Getafe, inmerecida totalmente, no es sino un paso más en el camino de encontrar un equipo reconocible y que nos haga estar orgullosos. Habrá otros, sobre todo durante esta temporada, todavía tan extraña debido al Coronavirus, pero cualquier tropiezo deberá ser tomado del mismo modo, como un impulso para mejorar. 

Sin embargo, durante los primeros 20 minutos del encuentro contra el Ferencvaros, el Barça pareció estar todavía jugando en el Coliséum. Sin complejos, muy atrevido y muy rápido a la contra, el equipo húngaro había marcado un gol, anulado por fuera de juego, y había pegado un poste. Messi se encargó de enderezar el rumbo del equipo con una arrancada en la que sorteó a 3 o 4 rivales hasta que fue zancadilleado en el área. Yo me lo guiso y yo me lo como, en plan capitán. Penalti y una muesca más para el revólver: ya son 16 temporadas consecutivas en las que Messi marca en la Champions y 36 rivales distintos los que se cuentan entre sus víctimas. 

A partir de ahí y hasta la expulsión de Piqué, o sea, hasta que el partido estaba resuelto (minuto 67′), el Barça jugó como le gusta a Koeman, con ritmo, con presión, con velocidad de balón, con imaginación y con peligro. Llegaron muchas ocasiones de gol. Ansu y Trincao fallaron dos muy claras, pero el primero acertó a rematar con la tibia un pase de De Jong en globo que hubiera firmado el mismo Messi. El 2-0 se ampliaría tras el descanso con un gol de Coutinho a pase de tacón de Ansu Fati. Con el penalti y la expulsión de Piqué y 20 minutos por delante, podría entrar alguna duda en cuanto al juego o al resultado, pero no ocurrió ni una cosa ni otra. El Barça se arremangó como en Vigo y fue también mejor que su rival incluso jugando con uno menos.

Para entonces, Pedri, Dembélé y Junior habían saltado al campo. Araujo lo hizo por Coutinho y Busquets por Pjanic, que fue por primera vez titular y jugó a un gran nivel. Entre todos aguantaron las embestidas del Ferencvaros y lograron dos goles más explotando los espacios que dejaba atrás el equipo húngaro. Pedri culminó con un difícil remate un jugadón de Dembélé y luego el propio francés, a pase de Messi, puso el 5-1 en el marcador, que creo que hace justicia a lo que se vio sobre el campo. Fueron 5 goleadores distintos y todos de la línea atacante, la que forman Messi y los 3 mediaspuntas detrás. Ahí es donde reside este año el poder de este Barça y donde la plantilla tiene más opciones, porque ni Griezmann, ni Riqui Puig ni Aleñá jugaron ni un minuto. En esa línea hay mucha competencia y también mucha calidad. Sólo falta que se mantenga la intensidad y el ritmo del equipo y que haya suerte y acierto para que disfrutemos de una gran temporada, pero, sobre todo, de las próximas que se avecinan. Habrá que tener algo de paciencia, pero el equipo de Koeman me recuerda a los inicios, siempre algo dubitativos, de los grandes equipos que ha tenido el Barça en los últimos tiempos. Ojalá pase a la historia como el Young Team de Koeman.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies