class="post-template-default single single-post postid-8721 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Ascenso del Barça B y la tercera Champions alevín ante el Madrid

Facebooktwitterredditlinkedin

Con el ascenso del Barça B y la tercera Champions alevín ante el Madrid (3-2) se acaba definitivamente la temporada 2016-17. Los de Gerard no tuvieron excesivos problemas para mantener la buena renta de la ida (1-4) y empataron en la vuelta (0-0) con lo que son de nuevo equipo de Segunda, algo muy importante para la planificación deportiva del primer equipo la próxima temporada. Por su parte, el equipo alevín refrendó su título nacional de la Liga Promises con el entorchado Internacional, el tercero consecutivo. Ya he dicho en otro post que me encanta este equipo alevín y tengo pensando dedicarle un post a un jugador que me atrevo a decir, con el riesgo que ello conlleva, que llegará seguro al primer equipo: Marc Bombardó.

La cantera, pues, como casi siempre, nos ha dado las últimas alegrías de la temporada. Los ascensos a Segunda del Barça B siempre han dejado huella duradera en el primer equipo. Desde aquel lejano de 1974, el primero del club, que fabricaría un baluarte defensivo que llegaría a capitán como Antonio Olmo, pasando por el de 1982, tras el que el técnico inglés Terry Venables tiraría de Rojo, Clos y Calderé hasta llegar al de 1991, cuando el equipo entrenado por Quique Costas nutrió al Dream Team de Cruyff, primero con los Guardiola, Busquets (padre) y Sergi Barjuán y más tarde con Jordi Cruyff y la Quinta del Mini de los Iván de la Peña, Celades, Oscar, Roger y Toni Velamazán. Por cierto, en el equipo de 1991 jugaba Juan Antonio Pozanco, más conocido como Ros, que ahora vuelve al club de la mano de Valverde como preparador físico.

El penúltimo ascenso del filial fue en 1997 con Juande Ramos en el banquillo. Gerard (el actual técnico), Xavi, Puyol, Luis García y Gabri (técnico del Juvenil) formaban parte de aquel equipo. El último está más reciente en la memoria de todos, con los Sergi Roberto, Montoya y Bartra bajo la batuta de Luis Enrique en 2010. Guardiola, entonces en el primer equipo, hizo debutar a muchos jóvenes durante su etapa, entre ellos a Rafinha, Thiago o Deulofeu, que puede volver al club este verano. Este ascenso supongo que también dejará su marca en el Barça de los próximos años. Aleñá, Marlon y alguno más puede que hagan carrera en el primer equipo. También puede que no, porque últimamente falta algo de paciencia, tanto en los jugadores, como en los técnicos, como en la propia afición. Y la paciencia es algo fundamental para recoger los frutos a largo plazo. La mayoría de los canteranos importantes en los últimos años tuvieron que sortear críticas y dificultades en sus comienzos, desde Xavi a Iniesta, pasando por Valdés hasta llegar a Sergi Roberto en la actualidad. Con los niños y los del B vuelve a demostrarse una vez más que la cantera azulgrana es la más importante del mundo en estos momentos.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies