class="post-template-default single single-post postid-3823 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Azulgrana Navidad y blanquinegra Navidad

Facebooktwitterredditlinkedin

Supongo que la mayoría de vosotros habréis coincidido o coincidiréis con algún aficionado del Madrid en torno a una mesa navideña durante estas fiestas. Todos tenemos familia, parientes, amigos o simplemente conocidos que simpatizan por nuestro máximo rival. Hay una regla de oro en protocolo que prohíbe terminantemente hablar de fútbol, política, sexo o religión mientras se come. Yo procuro cumplirla, pero la verdad es que casi nadie lo hace. Hay muchos temas socorridos como el tiempo que hace que no llueve, lo mucho que ha cambiado el espíritu navideño en estos últimos años o las sorprendentes nuevas funciones del último terminal de Apple. También se puede hablar de cine, de algún avance científico, del especial de Raphael o del último cotilleo del famoso de moda. La Navidad se presenta más azulgrana que nunca, en contraste con la blanquinegra del Madrid, y cualquier tema es válido para huir del conflictivo Clásico.

Pero si os lleváis tan bien con vuestros familiares, amigos o conocidos como para tratar el tema sin que os tiréis la pularda a la cabeza aquí os dejo algunos posibles debates. El estrella, sin duda, es el clásico entre Messi y Cristiano. Ahora que la grada del Bernabéu se encara con furia con el portugués y que el argentino va a ganar sin oposición su quinto Balón de Oro, es una discusión perdida de antemano por parte blanca. Messi es mejor incluso para la gran mayoría de los aficionados del Madrid. Lo mismo pasa con el Tridente. La MSN golea a la BBC (134 tantos por 89 en 2015). Hasta que se fue Casillas, el debate de la portería era muy socorrido, pero ahora que Keylor Navas empieza de dejar muchas dudas y que la meta del Barça está excepcionalmente bien cubierta gracias al buen ojo de Zubizarreta, los tiros puede ir hacia la conveniencia o necesidad de ir otra vez a por De Gea. En cuanto al estilo de juego, no creo que tengáis ningún problema en imponer vuestra tesis: el Barça lo tiene definido desde hace 25 años y el Madrid lo lleva buscando durante todo este tiempo.

Si queréis dejar una salida airosa a vuestros rivales dialécticos podéis recordar que hace sólo un año, los papeles de ambos equipos estaban cambiados: el Madrid se proclamaba campeón del mundo y parte del barcelonismo cuestionaba a Luis Enrique. Me parece que aquí hay matices importantes: el Barça no había sido eliminado de la Copa por un error imperdonable en un club de estas dimensiones, ni el Madrid le había ganado 0-4 en el Camp Nou, además de que Luis Enrique sí convencía a otra buena parte del barcelonismo, entre ellos a mí. Pero, bueno, podéis discutirlo, así como también la diferencia que existe entre Bartomeu y Florentino, entre un presidente que no se mete en la parcela deportiva y otro que asume los fichajes como si fueran de su propiedad. Si a estas alturas, todavía mantenéis la educación y las buenas maneras y nadie se ha levantado de la mesa para irse a tomar el fresco, se puede sacar el tema de los 22 títulos internacionales y compararlo con las 10 Copas de Europa, 6 de ellas sacadas del baúl de los recuerdos, para hacer más amena la velada. Tras esto, que Dios les coja confesados. Pero si superan la prueba, ya podrán hablar de cualquier cosa. Incluso de política, sexo o religión.
(Foto/Autor: Messi posa con Antonella y sus hijos en una imagen de su instagram)

Facebooktwitterredditlinkedin