class="post-template-default single single-post postid-4293 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Barcelona-Valencia, una semifinal de la que siempre sale el campeón de Copa

Facebooktwitterredditlinkedin

Me gustó el sorteo de Copa. De los tres posibles rivales, el Valencia parece ahora mismo el más débil. Eso no significa que sea fácil, porque el premio es jugar una final y nadie va a regalar la clasificación. Pero a priori, el Valencia creo que es un equipo menos hecho que CeltaSevilla, por mucho que tenga buenos jugadores como Parejo, Negredo, Alcácer, Rodrigo o Santi Mina. Hace bien poco, con Voro de entrenador interino, el Barça no pudo ganar en Mestalla (1-1), así que conviene no confiarse. Contentos, pero sin presumir, que diría Luis Aragonés. Hay una cosa muy curiosa de esta semifinal y es que cada vez que estos dos equipos se han enfrentado en esta ronda, el que ha alcanzado la final ha terminado levantando el trofeo.

Así pasó en las ediciones de 2012, 1990, 1963 y 1942 con el Barça y en las de 2008 y 1949 con el Valencia. Para no remontarnos mucho, os resfresco la memoria con las dos últimas eliminatorias, que cayeron una para cada bando. En el año del adiós de Guardiola como entrenador, la ida terminó 1-1 en Mestalla con un gol de Puyol de córner y un penalti fallado por Messi. En la vuelta vimos quizá uno de los mejores tantos de Fàbregas con el Barça, una vaselina con el exterior ante la salida del portero, y otro de Xavi para sentenciar (2-0). La eliminatoria de 2008 puede tener cierta similitud a ésta, porque el banquillo del Valencia también vivía una época convulsa tras la sustitución de Quique Flores por Koeman.

El técnico holandés, un ídolo en el Camp Nou tras el gol que nos dio la primera Champions, fue el verdugo en aquella ocasión. En la ida, Villa adelantó al Valencia y Xavi, con fortuna, igualó en el último minuto (1-1). En la vuelta, el Barça apenas apareció salvo al final, con la eliminatoria ya muy cuesta arriba. Baraja y Mata (2) hicieron los goles de aquel Valencia, donde jugaba Silva todavía, y Henry y Etoo los dos azulgrana (3-2). El partido tuvo emoción los últimos diez minutos, pero se enmarca en la época de plena desintegración del gran equipo de Rijkaard. De esta eliminatoria me gusta también que el equipo no se moverá del Mediterráneo en los próximos 15 días, pues la única salida que hay es contra el Levante. Siempre he preferido la vuelta en casa, pero, visto el historial de rondas que los de Luis Enrique han solventado con el primer partido en casa (Bayern, Atlético, Villarreal y Espanyol), casi que mejor que se juegue primero en el Camp Nou.
(Foto/Autor: Fábregas eleva el balón a Alves en la eliminatoria de 2012/fcbarcelona.es)

Vigoser

Facebooktwitterredditlinkedin