class="post-template-default single single-post postid-1241 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Bartomeu debe elegir cuanto antes técnico para el filial

Facebooktwitterredditlinkedin

Bartomeu ganó las elecciones a la presidencia del Barça por mayoría absoluta. Hace más de un mes, el pasado 17 de junio («Laporta excita en Madrid más que el triunfal Bartomeu») ya comenté en este modesto blog quién era mi candidato ideal y por qué. Los socios del Barça me han dado la razón. Las elecciones estaban cantadas desde el primer minuto, no había lugar para la sorpresa. Ni los esfuerzos de Raiola (agente de Pogba) y Laporta de última hora han logrado desbancar a la candidatura más sólida de las que se presentaban. Lorenzo Sanz sí perdió unas elecciones frente a Florentino a los pocos días de levantar la Champions, pero el triplete de Luis Enrique ha pesado mucho más entre la afición azulgrana. Ya he dicho varias veces que lo único que no me ha gustado de Bartomeu fue que prescindiera de Zubizarreta, autor espiritual del proyecto deportivo actual, y que su perfil menos mediático que el de Laporta le venía mucho mejor al club. Ahora se enfrenta a varias decisiones importantes: la primera es que debe elegir cuanto antes al técnico para el filial.

El Barça B ha iniciado la temporada en manos de Gabri, ayudante de Eusebio y  Jordi Vinyals. Durante la campaña electoral, la Prensa publicó que Gerard López, el actual seleccionador de Catalunya, sería el elegido si finalmente Bartomeu ganaba las elecciones, como así ha sido. Si llega, será una buena noticia para el Barça. Gerard no tuvo mucha suerte como jugador en su vuelta al club, previo pago de unos excesivos 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros) al Valencia. Le tocó vivir la etapa oscura de Gaspart, pero al menos llegó a tiempo de levantar la primera de las dos Ligas de Rijkaard. No voy a mentir, no lo conozco como entrenador. No he visto jugar a la selección catalana, pero si se crió en la cantera y estuvo cinco años en el primer equipo, para mí ya es suficiente aval para ser entrenador del filial. Lo importante es conocer cómo se juega en el Barça. El resto viene casi solo.

Otras decisiones que deberá tomar Bartomeu con urgencia serán la elección del organigrama definitivo de la cantera azulgrana, sobre todo de los entrenadores de los juveniles, y la de un director deportivo que sustituya a Zubizarreta (Puyol, por ejemplo). Si algo caracteriza al nuevo presidente es su determinación y su resolución. Actúa siempre sin dudas, se nota que es un alto ejecutivo empresarial. A mí no me resultará extraño que en un par de días, o menos, resuelva todos estos asuntos que tiene entre manos. Por su acierto o desacierto a la hora de tomar elecciones es por lo que habrá que juzgarle dentro de seis años. Hasta entonces, buena suerte y enhorabuena.
(Foto/Autor: Gerard López, en el banquillo de Catalunya/Federación Catalana de fútbol)

Facebooktwitterredditlinkedin