class="post-template-default single single-post postid-1343 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Bartomeu grita libertad en el ‘Distrito de Culémbia’

Facebooktwitterredditlinkedin

Bartomeu ha aprovechado el magnífico altavoz del Washington Post, un símbolo mundial de la libertad de Prensa, para gritar al mundo su desacuerdo con la sanción de 30.000 euros por la exhibición de esteladas en la final de la Champions«Yo no voy a decirle a la gente: ‘Lo sentimos, no puedes llevar tu bandera en el estadio’. Nunca lo haría porque yo los respeto mucho. Es la libertad de expresión. Va más allá del fútbol. Hemos estado haciendo esto durante mucho tiempo, ¿por qué nos penalizan ahora?». El presidente del Barça apela en la entrevista a la simpatía que genera en Estados Unidos la palabra libertad, una idea fundamental con la que todos los ciudadanos se identifican y que el cine de Hollywood se encarga machaconamente de recordar. «Estados Unidos es la referencia. Usted tiene una historia que nos muestra cómo se puede ser independiente y hablar libremente. No voy a abandonar a los míos en absoluto», afirma Bartomeu, que tiene intención de recurrir la sanción de la UEFA.

Imitando a Martin Luther King, Bartomeu tiene un sueño de libertad y lo ha expresado en su particular marcha sobre Washington, donde el Barça finalizará su gira americana contra el Chelsea. En la capital de Estados Unidos, ya saben, se encuentra la Casa Blanca, el Capitolio, el Pentágono o los monumentos de los padres de la patria. Las siglas D.C. que acompañan a Washington significan District of Columbia. La Penya Barcelonista Washington D.C., una de las cuatro que existen en EE UU junto a la de Los Ángeles, Chicago y Nueva York, ha hecho una ligera variación en las siglas para transformarlas en Distrito de Culémbia. Con ese cambio y unos logos originales incluso venden camisetas y otros objetos de merchandising. La peña está presidida por Raimon Puigjaner i López, tiene alrededor de 300 socios y se reúne para ver los partidos en el pub Elephant and Castle de la capital, muy cerquita de dónde vive el presidente Obama y su familia.

Estoy seguro de que muy pocos integrantes de esta peña (apenas un tercio es catalán) conocen la estelada y su significado independentista. Me parece que fútbol y política no mezclan bien, pero, más allá de las reivindicaciones legítimas o ilegítimas de cada cual, creo que a la inmensa mayoría de la afición barcelonista, a los cientos de miles de aficionados de Estados Unidos, por ejemplo, estos asuntos se la traen al pairo, como ya he dicho en alguna ocasión. Hace poco, El País publicaba una encuesta que decía que sólo el 22% de la población del País Vasco quería la independencia. Desde que no se habla de ello, el deseo de separarse de España parece disminuir. ¿Por qué será? Me parece que hace política quien exhibe símbolos supuestamente prohibidos o pita himnos supuestamente sagrados pero también quien se exalta o indigna con intención por esas mismas exhibiciones.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies