class="post-template-default single single-post postid-5759 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Bartra no lo tendrá fácil para triunfar fuera: mirad a Pedro, Montoya, Deulofeu, Adama…

Facebooktwitterredditlinkedin

Bartra acaba de firmar por el Borussia Dortmund. Me parece que el equipo y el fútbol alemán se adaptan a sus características, pero el prometedor central no lo tendrá fácil para triunfar fuera: mirad a Pedro, Montoya, Deulofeu o Adama, los últimos canteranos que se han salido del club. Pedro ha jugado menos partidos y marcado menos goles (34 y 8) en el Chelsea que en sus seis temporadas en el primer equipo del Barça. Deulofeu sólo ha celebrado 4 tantos en el Everton, la mitad de los que ha conseguido Munir en muchos menos minutos. Lo de Adama es un fracaso absoluto: el Aston Villa descendió y él hizo 1 gol en 18 partidos, aunque en su descargo hay que decir que estuvo dos meses lesionado. Y Montoya, que se fue cedido al Inter, ha tenido que regresar al Betis en el mercado de invierno para poder jugar. No es fácil la vida fuera del Barça. Bartra se ha pasado los últimos 14 años de su vida jugando al fútbol de una determinada y especial manera y no es sencillo cambiar el chip. Con los nuevos fichajes también pasa, pero al revés. Muchos no se adaptan al singular estilo azulgrana y se tienen que marchar al poco de haber llegado.

Supongo que Bartra se fijará en otro ejemplo, el de Thiago, que tras pasar dos temporadas lastrado por las lesiones, parece haber levantado la cabeza en el Bayern Múnich. Sin ser un titularísimo indiscutible, ha completado una buena temporada en el equipo alemán y por eso está en la Eurocopa con España. El Bayern de Guardiola jugaba con los mismos conceptos que el Barça y eso le favoreció. Veremos a partir de ahora con Ancelotti si sigue contando tanto como en el último curso. A Bartra no se le puede considerar una estrella de la cantera, pero antes ya hubo otras muchas que se truncaron fuera del club. Giovani dos Santos, por ejemplo, lleva un año en Los Angeles Galaxy y sólo tiene 27 años, una edad muy temprana para pensar en esta jubilación dorada. Recordad que Giovani fue prácticamente titular con el Barça en el último año de Rijkaard (2007-08) con 18 años, que luego fue traspasado al Tottenham por 6 millones y que sólo mostró algo del potencial que se le adivinaba hace tres temporadas en el Villarreal.

Al hermano de Giovani, Jonathan dos Santos, un jugador que a mí me encantaba, también le ha costado adaptarse a vivir lejos del sistema cartesiano de la Masía, igual que a Bojan, otra apuesta de Rijkaard que apuntaba muy alto. Desde que se fue, primero al Roma, luego al Milán y después al Stoke City, Bojan jamás ha llegado a las cifras goleadoras de sus años en el Barça y eso que no eran muy altas: 10 y 12 tantos. Jeffren se ha marchado a la Liga belga tras pasar sin pena ni gloria por el Sporting de Portugal y el Valladolid, en Segunda División. Oriol Romeu se postulaba como el suplente de Busquets con Guardiola y el Chelsea lo fichó por 6 millones. Ahora figura en el Southampton tras su inadvertido paso por ValenciaStuttgart. A los canteranos les cuesta destacar fuera. Le pasa a Tello (Fiorentina)Fontàs (Celta)Cuenca (Granada). Por eso, si lo hacen bien, tienen casi segura su vuelta al club, como le pasó a Rafinha y está a punto de sucederle a Denis Suárez. Antes que ellos, sin mucha huella por el primer equipo, pero sí en la cantera, hicieron las maletas en los últimos años, entre muchos otros, MuniesaMartí Riverola, Crosas, Botía, Víctor Sánchez, Nolito, Víctor Vázquez, Sergi Gómez, Planas o Patric. Varios de ellos acabarán haciendo una carrera decente, como el propio Nolito, ahora en la Selección, que puede volver al Barça, o como pasó con Sergio García (Levante, Zaragoza, Betis, Espanyol y Al-Rayyan de Qatar), al que Rijkaard dio la alternativa y llegó a ser campeón de Europa en 2008 con España. Pero a la mayoría les costará triunfar y levantar trofeos. El único que lo ha conseguido en los últimos tiempos, a mi juicio, ha sido Thiago Motta con el Inter y el PSG, clubes donde sí ha tenido peso y éxitos, pero donde también ha sufrido debido a su endémico problema con las lesiones. Motta es otro futbolista que siempre me gustó mucho. En el Barça tuvieron muchísima paciencia con él, porque se intuía el jugador que ha sido, pero su fragilidad y la ausencia de suerte le impidieron asentarse y hacer carrera en el equipo. Como a Bartra, como a tantos otros.

(Foto/Autor: Deulofeu, Rafinha, Masip, Pedro, Sergi Roberto, Bartra y Montoya en la pretemporada de la campaña 2014-15. Sólo Rafinha, Masip y Sergi Roberto siguen en el equipo/fcbarcelona.es)

  • portada libroEL LIBRO PARA ESTE VERANO POR 1 EURO: Si queréis comprar mi libro: “Del Triplete al Póker, dos temporadas para la historia” en el que recopilo más de 400 artículos de este blog, desde el 22 de abril de 2015 al 30 de mayo de 2016, aquí os dejo el enlace

PINCHA AQUÍ

 

 

Facebooktwitterredditlinkedin