class="post-template-default single single-post postid-5980 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Bravo hace llorar a Messi, que renuncia a Argentina

Facebooktwitterredditlinkedin

Claudio Bravo se convirtió otra vez en el Capitán América e hizo llorar a Messi, que renuncia a Argentina harto de perder finales. Tres consecutivas lleva el diez azulgrana en los últimos tres años y cuatro durante su carrera en la selección. No tiene suerte Messi con Argentina, igual que Mascherano, que incluso ha perdido una final más. Como digo muchas veces, en la vida no sólo hace falta tener talento. Necesitas algo de fortuna para llegar al éxito. Esta vez incluso le tocó a él fallar uno de los penaltis de la tanda con la que volvió a resolverse la final de la Copa America. El año pasado en Chile fue el único del equipo que convirtió. En esta ocasión, el lanzamiento se le fue alto con el portero vencido hacia el otro lado. Luego Bravo le paró el cuarto a Biglia y levantó de nuevo la copa. Muy criticado al comienzo del torneo por el tanto que recibió ante Panamá, el capitán volvió a ser el héroe de Chile, que nunca ha conseguido derrotar en su historia a Argentina en esta competición, pero que ha sido capaz de ganarle dos trofeos desde el punto de penalti. Caprichos de la suerte o del destino.

No creo que la renuncia de Messi sea definitiva, pero entiendo su frustración, representada por sus lágrimas y el hundimiento que mostraba al final del partido. Messi tiene sólo 29 años y para el Mundial de Rusia de 2018 quedan dos. Llegaría con 30 y cumpliría los 31 ya durante el torneo. Supongo que recapacitará y se dará esta última oportunidad de coronarse con la albiceleste. Sería una pena para él, para Argentina y para el fútbol en general que no lo intentará de nuevo. Para los barcelonistas, ojalá su decisión fuera tan firme como aparenta, porque entonces sólo focalizaría sus objetivos en seguir sumando goles y títulos para el Barça. De la frustración por la final del Mundial perdida ante Alemania en 2014 nació el segundo triplete. Y tras caer en la Copa América del año pasado, casi lo repite. Así que a ver si no hay dos sin tres, como ha ocurrido con sus finales perdidas.

¿Por qué no consigue triunfar con Argentina el mejor jugador de la historia?, os preguntaréis. Yo también lo hago y no encuentro una única respuesta. Una es la pura suerte, como digo. Luego está lo que Valdano llamó «urgencias históricas», a las que Maradona prestó altavoz hace unos días: «Si no traen la copa, que no vuelvan». Desde Messi hasta Martino pasando por el último jugador e hincha de Argentina veían la victoria como una obligación. «Hay que ganar como sea», decían. Argentina lleva 23 años sin celebrar nada. Hay una urgencia histórica. Y esa presión tan fuerte acaba perjudicando al equipo que la recibe. Le solía pasar al Barça hace 25 años y le acaba de suceder al Atlético con la Champions. Si no ves la victoria como una posibilidad sino como una necesidad, la tensión y los nervios pueden jugarte una mala pasada. El miedo a perder te come. Otra posible explicación que encuentro es que Argentina no termina de entender que tiene al mejor jugador del mundo en sus filas y que debe explotarle mucho más, aun a riesgo de dependencia. En el Barça el juego de ataque gira en torno a Messi y muchas veces incluso Neymar o Luis Suárez pecan de pleitesía, pero así es como el astro argentino funciona mejor. Se ha demostrado en los últimos diez años. Contra Chile, muchos jugadores de Argentina preferían chutar o tomar una mala decisión antes de devolverle una pared o buscarle para el remate. También nunca sabremos qué habría pasado si Higuaín, como en la final del Mundial, no hubiera fallado otro mano a mano delante del portero a los 20 minutos o si Bravo no hubiese sacado una mano prodigiosa a un cabezazo de Agüero en la primera parte de la prórroga. El caso es que con el Barça Messi casi siempre acaba feliz, pero con Argentina no termina nunca de acumular frustración y de soltar lágrimas.

 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies