class="post-template-default single single-post postid-31489 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Buena temporada con triste final

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Hago mías las palabras de Piqué tras la final de Copa (1-2 ante el Valencia): «Cuando ganas la Liga es un año bueno pero es cierto que las últimas semanas hacen que nos vayamos con un sabor agridulce». Para mí ha sido una buena temporada con triste final. Había muchas expectativas y razones fundadas para algo más, pero la derrota en Anfield y el pesimismo posterior, alentado, como siempre, desde Madrid, han impedido la conquista de un nuevo Doblete, con lo difícil que es. Para muchos barcelonistas, entre los que no me cuento, la Copa era un consuelo menor. Para los madridistas, ni eso, porque sólo dan importancia a la Copa cuando ellos la ganan. Deduzco entonces que no habrá mucho drama por esta derrota copera. ¿O sí? Tampoco para mí fue mayor decepción. Si os digo la verdad, estoy más decepcionado con buena parte de la afición culé que con el equipo. Cerrar anticipadamente la temporada con la derrota ante el Liverpool ha provocado, en mi modesta opinión, que despidamos el curso con un nuevo desencanto. Llevo insistiendo en esto desde que abrí este blog, pero por lo visto, creo que mi intuición no llega a mucha gente. Mientras haya algo en juego, aunque sea un título de Copa, o de Supercopa, siempre hay que ser optimistas y apoyar al equipo. Es mi pensamiento. Ya habrá tiempo de despedazar a técnico o jugadores al final de curso. Si tenemos el largo verano para hacerlo. Quemarlo todo mientras haya algo en juego no tiene ningún sentido para mí. En la rueda de Prensa previa a esta final, el 95% de las preguntas que le hicieron a Messi y Piqué eran relacionadas todavía con la Champions, un partido que se jugó hace más de 15 días. Me resultó increíble. Es difícil en esa situación que los jugadores se centren en el encuentro que tienen que afrontar.

El equipo tenía muchas bajas, su estado anímico no era el ideal, pero salió bastante bien a la final, dominando y teniendo bastante el control del balón y del juego. Sin embargo, el Valencia golpeó muy duro a la contra. En un error de Lenglet, Piqué salvó un gol sobre la línea y luego Gameiro y Rodrigo hicieron que los jugadores revivieran sus peores pesadillas en estos dos últimos cursos, Roma y Liverpool. A la media hora, pusieron un 0-2 y final estaba casi sentenciada. No me puse nervioso durante el partido porque sabía que en esta final el Barça no era favorito. El Valencia tenía mejor plan y en el bando azulgrana el único que lo intentó desde el principio hasta el final fue Messi, autor de un gol (sexto en finales de Copa), de un palo en una jugada antológica y de los remates más peligrosos. ¡Qué lastima que esa jugada no entrase, ni el posterior rechace de Vidal a puerta casi vacía, porque era un momento clave, con muchos minutos por delante para llegar a la prórroga! Creo que el esfuerzo del Barça, sin mucha claridad pero con mucho orgullo, mereció al menos llevar el encuentro al tiempo extra. 

No fue así y la temporada se despide de forma triste. En cualquier caso, como dijo Valverde, prefiero así que no jugar por nada desde principios de marzo, como ha hecho el Real Madrid. Tras la final, pensaba que el puesto de Valverde podría peligrar, pero, oídos al presidente y al propio interesado, creo que el técnico comenzará la próxima temporada, en la que tendrá máxima presión sobre sus hombros. Me parece que está agotando sus vidas. Cualquier mala racha de resultados la temporada que viene puede que se lo lleve por delante en cualquier momento. Es una pena porque me parece un gran entrenador. Ya lo dijo Messi, lo de Anfield no es culpa suya. Lo de Roma, tampoco. En general, se le da a los entrenadores una importancia que muchas veces no tienen. Como digo, ya habrá tiempo de analizar lo que necesita mejorar el equipo. De momento, viene De Jong, que me parece un excelente fichaje. Es evidente que hay que incorporar más gol y, si estuviera en mis manos, vendería a Coutinho, ahora que tiene 26 años y que todavía conserva cartel en Inglaterra. Después de verle temporada y media en el Barça el brasileño no ha cubierto ni de lejos las expectativas que causó su fichaje, el más caro de la historia del club. Cada vez que pienso en la que le cayó a Bartomeu por no poder traerlo hace dos veranos pienso en lo impredecible que este mundo del fútbol y lo injusto que es. A principios de temporada, dije que los mejores fichajes de este curso, pasada ya su primera temporada de adaptación, debían ser Coutinho y Dembélé. Me equivoqué de cabo a rabo con el primero, que ha sido una sombra insustancial durante todo el curso. Desde luego, no le han ayudado los pitos que empezó a recibir por parte de la afición (como en el caso también de Busquets, desconocido en el tramo final). Al Dembélél sólo le han frenado las lesiones. Un Dembélé en la forma de principios y mediados de campaña al final creo que hubiera sido muy importante para acercarse un poco más al Triplete. Valverde le echó de menos en Anfield. Yo también. Pero también es verdad que tenía en el banquillo a Malcom y apenas le ha dado cancha, pese a que no lo ha hecho mal cada vez que ha salido. Yo creo que la idea del técnico era recuperar de alguna forma la mejor versión de Coutinho, esa que se ha visto en el Camp Nou a cuentagotas. Pero el brasileño le ha fallado estrepitosamente. Podéis pensar que es culpa suya por ponerle. Pero yo creo que es más culpa del jugador. Lo dicho, este triste final no nos debe impedir decir que fue una buena temporada. A partir de ahora, renovemos las ilusiones y pensemos en la siguiente. No tanto en los que pasó en esta. Por mi parte, intentaré no volver a repetir las palabras Roma y Liverpool. Sólo así empezaremos a ganar la próxima Champions.

Messi, en la final/fcbarcelona.es

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies