class="post-template-default single single-post postid-1109 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Busquets quiere convertirse en entrenador y tiene condiciones

Facebooktwitterredditlinkedin

Hace poco, en la clausura de un campus para niños en Andorra, Sergio Busquets dijo que en el futuro quiere convertirse en entrenador. «Todavía faltan muchos años», matizó el mediocentro, que está a punto de cumplir 27 años. Cuando se retire, no tengo la menor duda de que sería otro gran técnico para el Barça, igual que Xavi. Juega justo en el medio del equipo, con lo cual tiene una visión panorámica de lo que ocurre a su alrededor y condiciones tiene de sobra. La calma y la visión privilegiada que destila en el campo creo que se trasladarían a la banda. Fuera del césped, habla igual de claro que dentro. Sabe lo que tiene que hacer y cómo hacerlo. Ha tenido buenos maestros.

Su padre, por ejemplo, era portero en el Barça del Cruyff entrenador. Busquets padre fue un adelantado a su tiempo: jugaba mejor con los pies que con las manos. Cuando ahora veo a Ter Stegen tocarla mejor que más de la mitad de los centrales de nuestra Liga siempre me acuerdo de él. A pesar de su apellido ilustre, Busquets hijo llegó al Barça hace sólo una década, en 2005, cuando estaba ya en edad juvenil. Fichó procedente del Jabac, un club de Terrassa, y coincidió en el equipo con Bojan, Giovani, Jeffren y Marc Crosas. Todo ellos llegaron a jugar con el primer equipo, en mayor o menor medida, pero todos ellos hace tiempo que se fueron del club.

Guardiola, que había jugado con su padre, lo subió al Barça B y le dio la manija del equipo que lograría el primer triplete. Creo que Guardiola vio en Busquets una copia suya como jugador, alguien muy seguro y preciso para dar el balón a un toque y con una visión especial para entender el fútbol. Al igual que Guardiola, Busquets no es muy rápido (y tampoco va bien de cabeza, por eso no puede jugar de central, aunque lo haya hecho alguna vez en situación de emergencia), pero suple sus carencias con una gran colocación y, sobre todo, con la anticipación de la jugada. No es casual que allá donde se necesite cortar el avance del rival se encuentre siempre Busquets. Del Bosque ya dijo un día para defenderle tras la derrota contra Suiza en el Mundial 2010 que si volviese a ser jugador le gustaría parecerse al azulgrana. El seleccionador sabe que Busquets es fundamental para la Roja. También fue muy importante en el primer triplete del Barça y ha vuelto a serlo en el segundo, tras una temporada, la anterior con Martino, en la que bajó su rendimiento debido a una pubalgia que arrastró casi todo el año. Pronto será el jefe del vestuario junto a Piqué y Messi. Y en el futuro, entrenador. Como es su deseo y el de muchos barcelonistas.
(Foto/Autor: Busquets/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies