class="post-template-default single single-post postid-31872 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Cambiar a Setién por Valverde es un disparate

Facebooktwitterredditlinkedin

Vaya por delante que no tengo nada en contra del nuevo entrenador, que me cae hasta fenomenal por lo bien que siempre ha hablado del Barça y lo estupendo que han jugado (en ocasiones) sus equipos, pero me parece que cambiar a Setién por Valverde es un disparate. Ni era el momento (podías haber hecho el cambio al final de la temporada pasada) ni me parece que la elección sea la adecuada. Para mí es un grave error de Bartomeu, que como salga mal será el nuevo blanco a disparar, además de los jugadores. Lo digo para los que me han acusado de estar al lado de la actual directiva, a la que no me une nada, ni para bien ni para mal. Setién firma para lo que queda de campaña y dos más, o sea, hasta 2022. Ojalá las cumpliese, porque eso significaría que le ha ido muy bien al equipo y nos ha hecho felices a los aficionados, pero dudo mucho de que lo haga. Siendo sincero, creo que en verano estaremos buscando otro nuevo entrenador. Insisto en que ojalá me equivoque y tenga que hacer un post rectificando todo esto, igual que lo hago ahora con mi impresión de que Valverde acabaría la temporada. Ya aseguraba en otro post que no continuaría la siguiente, pero nunca pensé que le despedirían por empatar en casa del Espanyol un partido en el que te quedas con 10 y por caer en una absurda Supercopa en mitad de la temporada. En estos momentos, había tantas posibilidades de hacer un nuevo Triplete como de no ganar ningún título. Bartomeu y sus directivos han pensado que parece más fácil lo segundo que lo primero y han optado por echar a un entrenador que ha ganado 4 (2 Ligas, 1 Copa y 1 Supercopa) de 9 títulos en juego, que marcha líder de la Liga, que quedó primero en su grupo de Champions y que todavía tiene que empezar a jugar la Copa del Rey. 

Si hubieran hecho lo mismo con Luis Enrique por estas mismas fechas en 2015, el segundo Triplete nunca se habría celebrado. Luis Enrique tenía el mismo nivel de presión y contestación que Valverde y que tendrá Setién, a poco que pierda un partido y empate otro. El cambio, ya lo he dicho en alguna parte, recuerda mucho al de Antic por Beenhakker de 1992. El serbio tenía al Real Madrid primero en Liga justo al proclamarse campeón de invierno, como ahora Valverde, cuando fue cambiado por el presidente Mendoza. ¿La razón? El equipo no jugaba bien. ¿Os suena, verdad? Al final de año, el Madrid no sólo no ganó nada, sino que el Barça de Cruyff hizo doblete, Liga y Champions, como me temo puede pasar ahora, pero con los papeles cambiados. Lo que está claro es que ya nunca sabremos lo que habría pasado en el caso de que continuara Valverde. 

En estos momentos la situación deportiva no era un desastre. Que el equipo no jugaba todo lo bien que la afición quería y está acostumbrada es obvio, pero los resultados no eran tan malos ni el juego tan pésimo como muchos aficionados querían ver. Sé que estos días son días felices para muchos culés que llevaban pidiendo hace tiempo una destitución de Valverde, pero para mí, lo siento, son días tristes. Si al menos hubiera llegado algún rostro al banquillo con autoridad y verdadero ADN Barça, tendría más ilusión. Yo nunca habría hecho el relevo hasta final de temporada o hasta que no hubiera la posibilidad de ganar algún título, pero, puestos a hacer algún cambio (no sé si conoceremos algún día las razones verdaderas o si las hay siquiera), para sólo media temporada habría escogido a García Pimienta, el técnico del filial. Setién tiene 61 años y sólo ha ganado una triste Copa del Rey como jugador y como entrenador. Tiene mucha experiencia en los banquillos, pero en equipo humildes, no de primera línea mundial. Por no hablar de la Champions, que sólo ha contemplado por televisión. En fin, que mucho me temo que Setién estará en la línea de los Antic, Serra Ferrer o más recientemente Martino, que en la de Cruyff, por mucho que sea un fan incondicional de nuestro oráculo y gran Maestro. Cruyff necesitó 3 temporadas para hacer un Barça ganador. Setién tendrá menos de media para convencernos de que puede conseguir lo mismo con una presión brutal por lograr resultados, con una plantilla que no ha confeccionado o, al menos, dado su opinión, con Luis Suárez baja casi por lo que resta de curso y con muchos pesos pesados ya entrados en una edad. Creo que veremos alguna cara más del filial (Riqui Puig, Araujo, Monchu, etc) y que eso puede ser bueno a largo plazo, pero no nos dará para competir este curso. No, lo siento, ni me siento optimista ni pienso que haya sido una decisión acertada. Más bien, como digo, creo que es un disparate de Bartomeu, algo que yo no recuerdo en toda mi historia como aficionado azulgrana. Eso sí, a partir de ahora, Setién se convierte en el entrenador del Barça y procuraré juzgarle sin prejuicios, como siempre, atentiendo a lo que vea en el campo. Insisto, nada me gustaría más que hacer un post reconociendo mi error, pero ahora mismo esto que antecede es lo que siento y pienso. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies