class="post-template-default single single-post postid-5169 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Cruyff, Guardiola y Tito ganaron los últimos 5 partidos

Facebooktwitterredditlinkedin

Cada uno puede vivir el fútbol y la vida como le dé la gana. Alguno de vosotros preferís verlo todo negro y estáis convencidos de que el Barça no ganará nada esta temporada. Si os consuela eso, pues muy bien por vosotros. La mayoría, entre la que me incluyo, sin embargo, prefiere vivir con ilusión, pese a esta racha tan negativa que atraviesa el equipo. El fútbol es una ilusión y por mucho que alguno se empeñe, a mí nadie podrá quitarme ya lo mucho que he disfrutado este año con el equipo. Me da igual que pierda un título, dos o los tres. Quedan cinco partidos, una nueva Liga, como dije en el artículo anterior, y estoy convencido de que si el Barça los juega como ante el Valencia, puede ganar los cinco. Además, también queda la final de Copa. Mientras dependa de sí mismo, no hay nada perdido. Incluso cuando ya ni siquiera esté en su mano, todavía creeré que es posible, porque también estoy convencido de que ni Atlético ni Real Madrid, metidos todavía en las semifinales de Champions, obtendrán el pleno de triunfos en esta recta final de campeonato. Los Barça de Cruyff, de Guardiola y de Tito sí que fueron capaces de ganar los últimos cinco partidos de Liga y ahora toca volver a hacerlo.

El equipo del fallecido Vilanova lo hizo por el placer de igualarle el récord de los 100 puntos al Madrid de Mourinho, no porque lo necesitara, ya que el Atlético le hizo el pasillo a falta de cuatro jornadas para el final, pero tanto Guardiola como Cruyff sí que tuvieron que completar este repóker de triunfos a la fuerza para levantar la Liga. El Dream Team se impuso en la conocida después como la primera Liga de Tenerife (91-92) a Cadiz (0-2), Mallorca (3-0), Valladolid (0-6), Espanyol (0-4) y Athletic (2-0) para cantar el alirón en el último partido. Dos años después haría lo mismo en la Liga del penalti fallado por Djukic. Se impondría a Valencia (3-1), Celta (0-4), Sporting (4-0), Real Madrid (0-1) y Sevilla (5-2) para júbilo de un Camp Nou entregado.

En estos dos últimos casos, el Barça era el perseguidor, iba por detrás del líder. En cambio, con Guardiola (2009-10), el equipo tuvo que defender una renta de 1 solo punto, como ahora, frente al Madrid de Pellegrini en las últimas cinco jornadas. Tras salir del Bernabéu con una ventaja de 3 (0-2) y perder 2 en el campo del Espanyol (0-0) defendió su exiguo margen en el liderato contra Xerez (3-1), Villarreal (1-4), Tenerife (4-1), Sevilla (2-3, en un partido de infarto) y Valladolid (4-0). Ganar una Liga nunca es fácil para el Barça, ya os lo he dicho muchas veces. Y no tenéis más que ver esos tres minutos de descuento de Fernández Borbalán con el Valencia perdiendo el tiempo desde el inicio de la segunda parte. Hace sólo tres jornadas la tenía muy encarrilada. Ahora ha perdido toda la ventaja, pero sigue estando en disposición de ganarla. Nada hacía prever que un equipo que acumulaba 39 partidos sin perder, cayera en 4 de los últimos 5. Si creéis que no se podrá levantar, estáis en vuestro derecho de pensar así. La racha es tan negativa que invita a eso, igual que la de invicto permitía soñar con el triplete. Hay un 50% de que acertéis. Como pasaba antes. Yo simplemente prefiero pensar en que se puede hacer.

Facebooktwitterredditlinkedin