class="post-template-default single single-post postid-7054 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Cualquiera del tridente merece más el Balón de Oro que Cristiano

Facebooktwitterredditlinkedin

Messi, Suárez o Neymar, cualquiera del tridente merece más el Balón de Oro que Cristiano. Prometo no hablar más del tema hasta que se conceda, pero incluso Griezmann (al menos en los partidos en que he podido verle) me parece que ha jugado mejor que el portugués. Cristiano no ha hecho, ni mucho menos, el año más destacado de su carrera a nivel individual, pero parece que es el favorito sólo porque ganó la Champions con el Madrid y la Eurocopa con Portugal. En España (Liga y Copa), los tres del tridente azulgrana fueron mejores que él. En el total de goles de 2016, tanto Messi como Suárez han hecho más goles que él. Y a nivel internacional, Messi llegó a la final de la Copa América, el equivalente a la Eurocopa, marcando en cuartos, semifinales y su penalti en la final y Neymar se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos anotando decisivamente en cuartos, semifinales y final, además de transformar el penalti del título ante Alemania. Cristiano sólo hizo tres goles en la Eurocopa (2 a la potente Hungría y 1 a la superpotente Gales) y de la final se retiró lesionado.

El mejor jugador de la Eurocopa no fue Cristiano sino Griezmann. En la Champions sí fue elegido el mejor por la UEFA y jugó la final, en la que estuvo desaparecido. Su única aportación fue marcar el penalti final de la tanda con la que se resolvió el campeón. Le hizo 2 goles a la Roma y 3 al Wolfsburgo en octavos y cuartos y luego se quedó en blanco hasta ese penalti en semifinales y en la final. Tampoco jugó la Supercopa de Europa por lesión. Si analizas sus goles, ves que buena parte de ellos no sirven más que para engordar su estadística personal. Messi es el mejor del Barça en el 99% de los partidos que juega, aunque no marque, pero resulta que ha hecho más que nadie en este 2016. Cristiano, aunque marque, muchas veces no es ni siquiera el mejor de su equipo y este año está recibiendo pitos incluso de su propia afición. Le pasa lo mismo que a Luis Suárez, un caso parecido. Los dos son rematadores puros, finalizadores, sin mucha incidencia en el juego del equipo y los dos necesitan de otros compañeros para destacar. También el uruguayo suma más tantos que Cristiano durante 2016.

Para mí, el Balón de Oro no ha medido bien la calidad de los futbolistas a lo largo de la historia. Que Iniesta se vaya a retirar sin ganarlo, como Maldini, Xavi, Totti, Del Piero o Roberto Baggio, por citar a algunos, y que Nedved, Cannavaro o Sammer sí levantaran el trofeo, clama al cielo. Yo creo que debería primar la actuación individual por encima de los títulos y no conceder tanta importancia a los goles, aunque entiendo que es quizá la suerte más difícil del fútbol. Para eso está la Bota de Oro, que son matemáticas puras, sin ningún elemento subjetivo. Cristiano ya ganó así un Balón de Oro, el de 2013, año en que perdió Liga, Copa y Champions con el Real Madrid. Entonces sólo se contó su efectividad individual, especialmente destacada durante la repesca mundialista con Portugal frente a Suecia, pero no los títulos (0) que había logrado. Cuando el premio era organizado por la FIFA votaban periodistas, capitanes de selecciones y seleccionadores. Ahora sólo lo harán los primeros. La FIFA, por su parte, dará otro trofeo al mejor del año (The Best), como hacía antes de aliarse con la revista France Football. Cuando existía el FIFA World Player, sobre todo antes de 2005, era bastante habitual que no coincidieran los premiados.

Da igual quien vote, porque como no se saben muy bien los criterios que hay que seguir para hacerlo (y pueden cambiar de un año a otro, como hemos visto), cualquier resultado que se dé siempre estará abierto a la controversia. ¿Por qué en la lista de 30 está Buffon y no Bravo, el héroe de la Copa América, por qué sí entra Koke, con un año en blanco, y no Busquets, que hizo doblete? Como estas, habrá docenas más de injusticias. Es muy difícil que cualquiera de los votantes haya visto los 50 partidos de media que han jugado los 30 aspirantes para decidir en base a criterios racionales y no emocionales. Es muy difícil que puedan analizar todas las variables que podrían intervenir en su decisión. La mayoría se limitará a cruzar títulos y goles con jugadores y así le saldrá su quiniela. Siempre que está a su nivel (y este año ha sido así), Messi no es comparable a ningún jugador en la actualidad. En base a ese criterio, el argentino debería ser el premiado. Si no es así, ante el relativo mal año de Cristiano, yo, si fuera el organizador del Balón de Oro, le daría el premio a una cara nueva. Sería bueno para el prestigio del trofeo y para el fútbol. Pueden elegir entre Suárez, Neymar o Griezmann, que también se lo merecen. Messi y Cristiano se han repartido los últimos ocho galardones. Aunque no gane ninguno más, el 10 azulgrana quedará ya como el más grande de la historia. El portugués va más que sobrado con los tres que tiene para la categoría de jugador que es. Para mí, bastante alejado de la calidad que tenían Cruyff, Platini o Van Basten, con los que está igualado en el palmarés.

(Foto/Autor: el tridente celebra el reciente hat-trick de Messi al City en una imagen del instagram de Neymar)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies