class="post-template-default single single-post postid-31455 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

El Barça también ganaría la Premier

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Por primera vez en la historia, las dos finales de las competiciones europeas las jugarán 4 equipo de un mismo país, en este caso, Inglaterra. Liverpool y Tottenham se disputarán la Champions y Arsenal y Chelsea, la Europa League. Eso habla muy bien, claro, de la Premier, una competición que ha crecido mucho debido a la entrada de dinero de las televisiones y gracias al talento foráneo en forma de jugadores y entrenadores en los últimos años. España, como mucho ha logrado meter a 3 finalistas, aunque sí ha sido campeón de las dos competiciones el mismo año. Antes no era muy normal, pero, ahora, como los torneos europeos los juegan muchos equipos de un mismo país, suele suceder que lleguen a la final equipos con la misma bandera. Ha pasado con la Champions en España (Real Madrid-Atlético), Alemania (Bayern-Dortmund), Italia (Milán-Juventus) y hasta Inglaterra en otra ocasión (Manchester United-Chelsea). Y también en la Europa League (Atletico-Athletic o Sevilla-Espanyol). ¿Qué diferencia hay entre estas finales y las coperas de cada país? Para mí, ninguna sustancial, más allá de la parafernalia que las rodea. Todavía reciente la eliminación ante el Liverpool y vistas la composición de las finales europeas, creo que el Barça también ganaría la Premier League. ¿Por qué lo digo?

Porque el Barça se ha enfrentado en Europa las últimas 4 temporadas a los 6 primeros equipos de la liga inglesa (Manchester City, Liverpool, Chelsea, Tottenham, Arsenal y Manchester United) y sus resultados son realmente buenos ante ellos. En total, ha jugado, 12 partidos, con 8 victorias, 2 derrotas y 2 empates ante los mejores equipos de la Premier. Hagamos un repaso. En este curso, el Barça coincidió en la fase de grupos con el Tottenham, finalista, al que ganó con autoridad en Wembley por 2-4. En el Camp Nou, ya con la clasificación en el bolsillo y con un equipo plagado de suplentes, el Tottenham se las vio y se las deseó para empatar (1-1) y clasificarse para octavos, tras un golazo de Dembélé. Cuando recuerdo ese tanto del francés, no puedo dejar de lamentar esa inoportuna lesión en Vigo que le privó de jugar en Anfield. Para mí era un recurso muy importante, sobre todo con el espacio que dejaba el Liverpool a su espalda.

Luego el Barça se cruzó en cuartos de final con el Manchester United, en una eliminatoria que no peligró casi en ningún momento (0-1 y 3-0). Si acaso, en los primeros minutos del partido de vuelta. Contra el Liverpool, el Barça debió intentar hacer lo mismo que contra el United, domar su juego presionante y a la contra con una mejor posesión del balón. En esta eliminatoria, Arthur fue titularísimo, como contra el Tottenham, al contrario que en las semifinales, donde fue desplazado por Arturo Vidal, que jugó bastante bien, por cierto. Yo ya he dicho que habría puesto a los 2 con Coutinho en el banquillo. En la eliminatoria contra el Liverpool ha habido una victoria para cada equipo, si bien los de Klopp son los únicos que hubiesen ganado el golaveraje particular a los de Valverde. En 2018 y 2016 el Barça eliminó sin demasiados problemas a los 2 finalistas de la Europa League. Al Chelsea por un 1-1 en Stamford Bridge y un 3-0 en Barcelona y al Arsenal ganándole los dos partidos: 0-2 y 3-1. Por último, en 2017 también coincidió con el Manchester City de Guardiola, el actual líder de la Premier, en la fase de grupos. 4-0 en el Camp Nou y 3-1 en Manchester, la segunda derrota en estos últimos cuatro años.

No hay duda de que al Barça se le dan bien los equipos ingleses, pero eso no quita que caiga ante ellos de vez en cuando. Una Liga de todos contra todos es diferente a una competición de eliminatorias. Habría que preguntarse por qué se le da al Barça tan bien la Copa en España y no tan bien las eliminatorias europeas, que tienen el mismo formato. Y no es porque los equipos sean mejores, que no lo creo. Porque aquí en España el Barça suele cruzarse en las rondas finales con equipos de Champions, o sea, con el Madrid, Atlético, Sevilla o Valencia. Para mí, tiene que ver más con la suerte y con algún componente psicológico que con la capacidad de sus jugadores o de sus entrenadores. Por eso yo suelo dar casi el mismo valor a todos los títulos, ya sean de los considerados menores o mayores por la Prensa o los aficionados. A mí cualquier trofeo me vale para celebrar algo muy importante: que tenemos el mejor equipo del mundo. 

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies