class="post-template-default single single-post postid-31811 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

El VAR también le quita puntos al Barça: 2-2 en Anoeta

Facebooktwitterredditlinkedin

Nunca pensaba que diría esto, la verdad, pero el VAR también le quita puntos al Barça. Este 2-2 en Anoeta nos dejó un buen partido de Barça y Real Sociedad, pero de nuevo una actuación arbitraria de los que deben imponer justicia en el terreno de juego. Hubo dos jugadas calcadas, dos agarrones mutuos de jugadores rivales, y las dos se pitaron de forma distinta ¿?. En la primera, Alberola Rojas, con asistencia o no del VAR, señaló penalti porque parece que Busquets sujeta a Llorente antes de rematar en un córner. La jugada no tenía ningún peligro. Y en la segunda, con Piqué sujetado por el propio Llorente, a punto de rematar en boca de gol, no lo hizo. Es algo que jamás, por mucho que ahora intenten explicar los expertos arbitrales, entenderé. La verdad es que pensaba que con el VAR esto se arreglaría. Y de hecho, algo se ha arreglado, pero está claro que en las jugadas llamadas de apreciación cada uno las aprecia como quiere, no como dice la justicia deportiva. Otro día me extenderé más sobre este asunto, pero las quejas del Real Madrid y de la caverna mediática en contra del VAR empiezan a dar resultados. Este 2-2 es la gran prueba. Resulta inconcebible que dos jugadas idénticas se resuelvan de tan distinta forma.

Estas dos jugadas, como digo, marcaron para mí un encuentro soberbio. Esta semana comenté en Facebook que Griezmann mejora al primer Neymar. El francés suma ya 7 goles en 19 encuentros, 2 más que el delantero brasileño cuando aterrizó en la campaña 13-14. Además, 5 de ellos fueron el primero, siempre el más difícil, ante Betis, Villarreal, Eibar, Mallorca y Real Sociedad. Griezmann apareció en Anoeta cuando peor pintaban las cosas para el Barça, vapuleado por el juego aseado e intenso de la Real Sociedad en la primera media hora. Llorente midió mal y Luis Suárez aprovechó para lanzar una contra en la que Griezmann, como ante el Mallorca y el Eibar, de nuevo se encontró solo contra el portero. Otra vez una definición de crack. Otro golazo que ponía la igualdad de nuevo al tanto tempranero de Oyarzabal de penalti.

El Barça salió tras el descanso con la idea de llevarse el triunfo y pudo conseguirlo fácilmente. Suárez marcó nada más empezar a pase de Messi (lo mejor que hizo casi en todo el encuentro) y Griezmann y Piqué pudieron hacer el tercero, que creo que hubiese sentenciado el duelo. En lugar de eso, un error de Ter Stegen en un mal despeje propició el empate de Isak y a partir de ahí la Real se envalentonó y fue otra vez algo mejor que el Barça. Sin embargo, los azulgranas no le perdieron la cara al partido, que se hizo de ida y vuelta. Pudo llevarse el triunfo cualquiera de los dos, pero qué duda cabe que el penalti a Piqué, tan claro, en el último minuto, habría sido más que decisivo. Sin ese penalti, habría dado el empate por más que justo. Con ese penalti tan claro al menos como el que pitó a favor de la Real no se puede decir eso. En fin, veremos qué hace el Real Madrid en Valencia para ver con que distancia llegan al Clásico los dos equipos que se jugarán la Liga. En cualquier caso, creo que ahí no se decidirá el campeonato. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies