class="post-template-default single single-post postid-32341 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

El Young Team suma efectivos y ya está en octavos de Champions: 0-4 en Kiev

Facebooktwitterredditlinkedin

Con el once más experimental de lo que llevamos de curso, el Barça ganó 0-4 en Kiev y ya está en octavos de Champions. Sólo se jugará la primera plaza del grupo en los dos próximos: Ferencvaros (fuera) y Juventus (en casa). Con un empate ante los italianos bastaría para ser primeros. El Young Team de Koeman sigue sumando efectivos. Contra el Dinamo de Kiev debutó en defensa Óscar Mingueza, de 21 años, y no desentonó para nada, fue titular Aleñá (22), completando un buen partido, Pedri (que hoy cumple 18) y Dest (20) fueron los dos mejores contra los rusos, y también jugaron Trincao (20), Riqui Puig (21), Matheus Fernandes (22) y Konrad (19). Para estos dos últimos era su estreno oficial con el primer equipo. Llevo diciendo desde que comenzó la temporada que aquí está el futuro del Barça, sobre todo ahora que está en crisis económica debido a la pandemia del Coronavirus. Puede que este año no nos dé para ganar títulos, pero a la larga, la apuesta por la cantera es siempre la mejor apuesta. 

Este Barça experimental, con Mingueza por Piqué, Aleñá por De Jong y Braithwaite por Messi, jugó mucho mejor que el que ganó por 2-1 y con muchos apuros hace 3 semanas en Barcelona a un Dinamo plagado de bajas. Esta vez, el que llegaba con ausencias era Koeman, pero sacó un once muy guerrero e intenso que compitió muy bien todo el partido. En la primera parte quizá no tuvo muchas ocasiones, pero tampoco las recibió. Acabó 0-0 sin grandes sobresaltos, no como en el Camp Nou, donde Ter Stegen tuvo que sacar su capa de héroe varias veces. Esta vez fue casi un espectador más del encuentro. En cambio, el Barça, a raíz de los goles, primero de Dest y luego un doblete de Braithwaite, fue dominando y doblegando a su rival hasta borrarlo del campo. Griezmann, que jugó la última media hora, marcó en el añadido la guinda a un buen partido del Barça.

Koeman pudo dosificar esfuerzos, no hubo ningún lesionado y los suplentes le dan razones de sobra para confiar algo más en ellos de lo que lo ha hecho hasta ahora. Me gustaron otra vez, por ejemplo, los minutos que estuvo Riqui Puig en el campo. Quizá a partir de ahora cuente con alguna oportunidad más, porque las merece, igual que Aleñá. Es verdad que hay mucha competencia de mediocampo hacia adelante, pero también hay muchos partidos. Ante el Atlético (y Koeman se dio cuenta, vistos los descansos que dio) faltó mucha de la frescura que se vio ante el Dinamo de Kiev. Por lo que dijo el técnico al final del encuentro, Mingueza va a tener continuidad contra Osasuna. Parece que lo de Piqué se alargará por lo menos 4 o 5 meses. Si está para el desenlace de la temporada, ya sería un éxito, pero me temo que no podremos contar con Piqué en este curso, lo que obligará a fichar en el mercado de invierno. Umtiti puede que vuelva a la actividad en 2 semanas, pero aún no sabemos en qué condiciones.

Respecto a Mingueza he de confesar que nunca pensé que fuera un jugador para el primer equipo del Barça, a pesar de recorrer toda la Masía durante 15 años. Me parece que le falta algo de estatura (sin Piqué, el juego aéreo nos dará más de un disgusto) y más agresividad para asentarse. Pero también he de decir que tiene otras cualidades (rapidez, anticipación, buena salida de balón), que ya el año pasado dio un paso adelante en el Barça B (se le vio con más autoridad) y que contra el Dinamo le vi tremendamente maduro y concentrado, sin nada de nervios, pese a ser su debut, además de jugar con más intensidad y contundencia. Algunos jugadores necesitan más maduración que otros y no todos explotan al mismo tiempo. Pedri, por ejemplo, no ha necesitado ni cumplir los 18, para saber que puede hacer una larga carrera en el Barça, pues puede jugar de lo que quiera y en la posición que más le guste a Koeman. Puede que a Mingueza le haya llegado su hora con 21. Si aprovecha su oportunidad, ahora tiene un técnico que (es cierto y está probado) no mira nunca la edad del carnet de identidad sino el rendimiento en el campo. Ojalá, casi sin querer, hayamos encontrado a alguien que puede suplir a Piqué, porque nos hará falta. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies