class="post-template-default single single-post postid-5536 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Esta final de Copa será más atractiva que la final de la Champions

Facebooktwitterredditlinkedin

Creo que esta final de la Copa del Rey será más atractiva para los espectadores (y sobre todo para los neutrales) que la final de la Champions entre el Atlético y el Real Madrid. Barça y Sevilla ya tienen un título cada uno, la Liga y la Europa League. Han cumplido para sus aficiones. Lo de la Copa es un premio añadido, como el reintegro de un décimo con el gordo. Creo que el que la gane se llevará una buena alegría, pero el que la pierda no sufrirá ningún sofocón. Me imagino un partido parecido al 5-4 de la Supercopa de Europa. Dos equipos luchando sin temor, de frente, sin malas artes, de poder a poder y sin rendirse hasta el final, sea cual sea el resultado. Barça y Sevilla ya brindaron un excelente espectáculo para abrir la temporada y espero que lo cierren de igual manera, con triunfo azulgrana, por supuesto.

Será el partido 62 de la temporada para los azulgrana y el 63 para los sevillistas. Para que comparéis, el Madrid se quedará en 53 y el Atlético en 57. El desgaste, por tanto, será una clave más importante en la final de Copa. El Barça debería intentar poner un ritmo muy alto para que los de Emery, antes o después, acusen el desgaste físico y anímico de la final contra el Liverpool. Estuve viendo el encuentro y el Sevilla corrió mucho. En la primera parte, estuvo a merced del equipo inglés y en manos del árbitro (nunca mejor dicho), que le perdonó dos o tres penaltis bastante claros. Luego, como el fútbol es un juego de momentos, el gol clave de Gameiro, nada más salir de los vestuarios, lo cambió todo. A partir de ahí desapareció el Liverpool y sólo hubo un equipo sobre el campo: el Sevilla. Eso sí, si el favorecido por los penaltis hubiese sido el Barça, se seguiría hablando de Eriksson durante los próximos diez o veinte años. Como fue el Sevilla, tranquilos, que pasado mañana se olvidará.

Me parece que el domingo en el Calderón se verá un partido más divertido porque los dos equipos juegan ya la prórroga de la temporada y lo hacen con los deberes hechos. Ninguno tendrá miedo a perder, que es todo lo contrario de lo que anticipo se verá en la final de Milán. Tanto a Atlético como a Real Madrid les va la temporada en el partido. Quien lo gane, la salvará con éxito. Para el que pierda, sea el que sea, el curso será un fracaso. No esperen más espectáculo que en Lisboa, hace dos años. El Madrid arriesgará lo justo y el Atlético, lo justo de lo justo. Será un partido para ganarlo por medio gol o a los puntos. Me tragué el último duelo que enfrentó a ambos equipos en el Bernabéu (0-1) y me parece que será parecido, así que no pienso verlo repertido. El Barça le ha ganado la Liga a los dos finalistas de la Champions y si quiere levantar la Copa deberá imponerse al campeón de la Europa League. Así que donde esté ese doblete, que se quite todo el oropel europeo, por lo demás, algo bastante falso.

(Foto/Autor: Neymar encara a Coke, con el que ha tenido ya varios piques/fcbarcelona.es)

 

portada libro
IMPORTANTE: 
Si queréis comprar mi libro: “Del Triplete al Póker, dos temporadas para la historia” en el que recopilo más de 400 artículos de este blog, desde el 22 de abril de 2015 al 30 de mayo de 2016, aquí os dejo el enlace:

 

 

Facebooktwitterredditlinkedin