class="post-template-default single single-post postid-7527 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Florentino, el mejor año de la historia del Madrid sería el sexto mejor del Barça

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

En la tradicional comida navideña ante los medios, Florentino Pérez aseguro que este «2016 inolvidable» había sido «uno de los mejores de los 114 años de historia del Real Madrid». El otro fue hace dos años, en 2014, cuando el equipo de Ancelotti, que iba a convertirse entonces en el Ferguson blanco y que luego fue destituido, conquistó también lo que el presidente madridista califica como la triple corona: Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes. Ya sabemos que Florentino, siempre que puede (no en público sino en privado, como le han pillado en alguna ocasión) intenta ningunear los éxitos de su máximo rival, el Barcelona, y exaltar los propios. Pero el dato está ahí, es incontestable y yo se lo recuerdo: Florentino, el mejor año de la historia del Madrid sería el sexto mejor del Barça.

Hace tan sólo un año, en 2015, el club azulgrana no sólo completaba esa triple corona, sino que la acompañaba de los dos títulos nacionales, reuniendo un répoker nunca alcanzado por el club blanco. Incluso este año que termina, ha levantado otro doblete (Liga y Copa) más la Supercopa de España, un triplete que el Madrid lleva sin ganar desde hace nada menos que 27 años, desde la temporada 88-89. 2015, sin embargo, sólo fue el segundo mejor año del Barça. Aún hubo otro mejor, el de 2009, que acabó con un sextete que será imposible de superar, porque además vino acompañado por un 2-6 en el Bernabéu que se celebró como si fuera otro título más. La hazaña de 2009 estuvo a punto de repetirse en 2011 y sólo la Copa perdida en aquella final dirigida por Undiano Mallenco y por un auxiliar con vista de lince, para mayor gloria de los matones de Mourinho (Pepe, Xabi Alonso, Arbeloa o Sergio Ramos), lo impidió.

Hace ya una década, en 2006, con Rijkaard en el banquillo, el Barça también celebró Champions, Liga y Supercopa de España, un triplete creo que mejor que el reciente del Madrid, que ha sido obtenido además sin ningún tipo de grandeza: el trofeo más importante cayó en los penaltis y los dos restantes en la prórroga. Son tres títulos internacionales, pero dos fueron contra rivales nacionales (Atlético y Sevilla) y en el otro el adversario era el Kashima, un equipo invitado al torneo por ser campeón de la Liga de Japón, ni siquiera por ganar ningún trofeo en el continente asiático. Si lo piensas un poco, resulta hasta un poco ridículo. Ellos sacan pecho. Ni siquiera con 2006 acaba la relación de mejores años de la historia culé, pues en 1992 el Barça de Cruyff obtuvo esos mismos tres títulos: Champions, Liga y Supercopa de España. Tengo dudas de que el año 1997, con Robson de entrenador, no fuera también mejor que este 2016 blanco. Una Recopa, una Copa del Rey y una Supercopa de España para mí estarían a la altura de esa triple corona de la que alardea Florentino, pero como esto sería más discutible, lo dejo ahí: el mejor año de la historia del Madrid sería al menos el sexto mejor del Barça.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies