class="post-template-default single single-post postid-31981 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Griezmann da ventaja para la vuelta: 1-1 en San Paolo

Facebooktwitterredditlinkedin

Lo mejor del Barça en su vuelta a la Champions fue el resultado: 1-1 en San Paolo. El gol de Griezmann da ventaja para la vuelta. El resto fue un compendio de todos los partidos del Barça que hemos visto fuera de casa en la Champions en los últimos 5 años. Desde 2015, el Barça ha conseguido ganar fuera de su casa al Manchester United, Inter de Milán, PSV, Tottenham, Celtic, Borussia Mönchengladbach, Arsenal, Sporting de Lisboa y Bate Borisov, pero de todas esas victorias sólo hay una, la del Tottenham de la temporada pasada (2-4) que sea realmente de prestigio y que dé la imagen de un presunto ganador de la Champions. Las demás o fueron victorias por la mínima o de chiripa. Desde la Champions que ganó en 2015, el Barça sí ha dado muchas muestras de autoridad en el Camp Nou, pero le falta dar un golpe fuerte encima de la mesa lejos de su casa para que pueda ser considerado por los demás como uno de los aspirantes. Tampoco lo hizo esta vez en Nápoles, donde se encontró con un equipo muy solidario, muy combativo, muy replegado defensivamente y al que apenas pudo hacer cosquillas. Falto de recursos atacantes, salvo la imaginación de Messi, que esta vez estuvo bloqueada, el Barça se topó contra un muro y no supo cómo superarlo casi en ningún momento. 

El partido recordó mucho al que perdió no hace mucho en Mestalla (2-0). En el descanso contra el Nápoles apunté que podía acabar igual, pues en la primera mitad los de Setién no habían tirado a puerta y su rival, en una rápida transición, había hecho un gol de bandera (Mertens) y había apuntado que podía hacer más daño a la contra. Menos mal que el empate se coló por una de las pocas rendijas que dejó el equipo de Gattuso. Busquets encontró la carrera de Semedo en profundidad y el portugués centró bastante bien (casi una novedad). Cerca del punto de penalti, Griezmann fusiló con la derecha, sin pensarlo, como debió hacer contra el Eibar cuando Messi le regaló un gol hecho. Tras el tanto del francés, pensé que podía llegar el triunfo azulgrana, pero lo que llegaron fueron las dos mejores ocasiones del Nápoles, gol aparte: dos remates e Insigne y Callejón que se encontraron con un inspirado Ter Stegen.

Metido el miedo en el cuerpo, los de Setién volvieron a lo del primer tiempo. Mucho pasarse el balón en el centro del campo, nada de creatividad y mucho menos de profundidad. Hace tiempo que los centrocampistas del Barça se limitan a hacer de comparsas de lo que invente Messi, pero lo que Messi no puede hacer siempre, en todos los partidos, es crear la jugada y rematarla él mismo. A veces lo hace, pero no siempre puede hacerlo y menos si tiene a 4 o 5 rivales acosándole como una jauría. Sus compañeros deberían echarle una mano y crear algo ellos. Y pueden hacerlo, como se demostró en el gol. Busquets vio una tarjeta amarilla y se perderá la vuelta. A Arturo Vidal se le fue la cabeza a pocos minutos del final y fue expulsado, así que tampoco podrá jugar. Pueden ser dos bajas importantes para dentro de 3 semanas, porque son los jugadores con más quite y presión de la plantilla. En la vuelta, Setién deberá hacer una apuesta más decidida por llevarse la eliminatoria arriesgando más y haciendo una apuesta de verdad atacante si no quiere que su primera aventura en la Champions acabe a las primeras de cambio.

Este 1-1 es mucho mejor que el 0-0 que cosechamos en Lyon el curso pasado en esta misma eliminatoria, en un partido que dejó más o menos las mismas sensaciones que éste. No merece la pena en que vuelva a insistir en que creo que fue un error cambiar a Valverde por Setién, independientemente de cómo acabe la temporada. Griezmann, el mejor fichaje de este curso junto a De Jong, marcó un gol que puede ser oro puro. Es el número 14 del francés y lo más importante es que 9 de ellos han sido para abrir el marcador del Barça. No me importaría que en el Bernabéu se repitiera este mismo resultado. Veremos si puede jugar Piqué, que acabó con el tobillo izquierdo lastimado. El Barça sigue siendo favorito para pasar de ronda y creo que en la vuelta lo demostrará, pero el Nápoles me pareció un equipo más peligroso de lo que intuía y con una variante de recursos tácticos superior a la que tiene actualmente el Barça. Quedan 3 semanas para crecer como equipo y este empate, sumado a otro resultado positivo en el Bernabéu, pueden hacer que la autoestima de los jugadores suba lo suficiente como para paliar las carencias y numerosas bajas que tiene la plantilla. 

(Messi felicita a Griezmann por su gol/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies