class="post-template-default single single-post postid-5915 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Iniesta y Messi son los reyes de Europa y América

Facebooktwitterredditlinkedin

De momento, Iniesta y Messi son los reyes de Europa y América. Son los dos jugadores que sobresalen en la mediocridad de la Eurocopa y Copa América. Son los dos que proponen algo distinto, los que se salen de la norma, los que inventan y divierten algo al espectador. El resto, con jugar a no perder tiene suficiente. «Hacía tiempo que no veía una Eurocopa tan mala». El comentario, escuchado en la calle, me hizo reflexionar. Yo también me he aburrido muchísimo en los partidos que he visto por televisión. Ya me he tragado cuatro 0-0, como muchos de vosotros, supongo: Alemania-Polonia, Portugal-Austria, Suiza-Francia y Eslovaquia-Inglaterra. Se ven oportunidades, no muchas ni muy claras, eso sí, pero goles, pocos. Sólo hay algo de emoción por la incertidumbre de los resultados, pero incluso a los comentaristas les cuesta expresarla.

Incluso los dos partidos de España han tenido menos audiencia (8,8 millones ante Chequia y 9,7 frente a Turquía) que en la pasada Eurocopa de 2012, donde el promedio fue de 12,5 millones de espectadores por partido. Tanto aquí como al otro lado del Atlántico, prima en todos los equipos más la defensa de su propia portería que la aventura hacia la del rival. Parece que han sido muchos los que han copiado el estilo de Simeone y la mayoría juegan a lo mismo, desde Islandia hasta Francia, pasando por Gales: defensa ordenada y solidaria y esporádicas salidas al contragolpe. Iniesta y Messi brillan tanto (los dos suman ya dos MVP) porque son los únicos que pueden descerrajar esas herméticas cajas fuertes con un golpe de talento o de genio, bien driblando a un par de jugadores y aclarando la jugada, bien filtrando un pase que nadie ve y, por tanto, más difícil de defender.

La preparación física y táctica ha igualado cada vez más el fútbol. Casi cualquier equipo está preparado para aguantar los 90 minutos corriendo detrás del balón, aunque no lo juegue. Creo que pronto no bastará con la paciencia de la que hace gala el Barça o la Selección para mover la pelota de derecha a izquierda en busca de un desajuste, un hueco o un despiste. Para atacar esas defensas de balonmano a las que parece tender el fútbol, será necesario más que nunca el talento de jugadores como Iniesta o Messi, dos maestros del engaño, dos reyes a la hora buscar latifundios en un metro cuadrado, dos especialistas en salir de cualquier emboscada y de encontrar el pase preciso e inesperado a la espalda de la defensa. Ya hay una iniciativa en www.change.org pidiendo el Balón de Oro para Iniesta. Messi no falta a una gala desde 2007. Si España y Argentina siguen adelante, probablemente entre ellos dos se jugarán el premio de este año.

(Foto/Autor: Dos portadas recientes del Diario AS de Madrid y del Diario Olé argentino)

  • portada libroEL LIBRO PARA ESTE VERANO POR 1 EURO: Si queréis comprar mi libro: “Del Triplete al Póker, dos temporadas para la historia” en el que recopilo más de 400 artículos de este blog, desde el 22 de abril de 2015 al 30 de mayo de 2016, aquí os dejo el enlace

PINCHA AQUÍ

 

 

Facebooktwitterredditlinkedin