class="post-template-default single single-post postid-32222 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Koeman renueva la ilusión del barcelonismo y estará arropado Larsson y Schreuder

Facebooktwitterredditlinkedin

El gran héroe de la primera Champions será el entrenador azulgrana las próximas dos temporadas en este fantasmagórico fútbol pandémico. Ronald Koeman renueva la ilusión del barcelonismo y en el banquillo estará arropado por Henrik Larsson y Alfred Schreuder. El primero es conocido de sobra por la afición, a la que se ganó en el Barça de Rijkaard por su coraje y acierto goleador. Competía en el puesto con un Etoo en plenitud, pero dejó una huella extraordinaria entre los culés, sobre todo después de su decisiva participación en la final de la Champions de 2006. Alfred Schreuder, por su parte, es un experto en jugadas de estrategia y formó parte del staff del Ajax hace dos campañas, donde coincidió con De Jong y maravilló a Europa, humillando al Real Madrid, y llegando a las semifinales de la Champions. 

Tengo que reconocer que no he seguido mucho a Koeman desde que fue ayudante de Van Gaal. Ha estado a punto varias veces de ser el primer técnico azulgrana, pero por una causa u otra no había fructificado hasta ahora. 28 años después de su zapatazo a la Sampdoria que rompía un maleficio histórico en Europa vuelve a un club en clara crisis deportiva. Tendrá que tomar decisiones y puede que muchas de ellas sean impopulares, como ya hizo en su momento Guardiola (prescindiendo de Ronaldinho y Deco e indultando a medias a Etoo) y Luis Enrique (vendiendo a Fábregas y Alexis Sánchez para traer a Luis Suárez). De su acierto o error al tomarlas dependerá buena parte de su éxito. Ya dije en el último post que tenía dudas de la continuidad de Messi. Ahora creo que se quedará, pese al ansia que tienen en Madrid por verle fuera del Barça. No le veo con otra camiseta que no sea la azulgrana, pero insisto en que cualquier decisión que tome, me parecerá bien. Tiene todo el derecho a pensárselo, a dudar y hacer lo que crea que es mejor para él o para el club o para su familia. Se lo ha ganando en estos últimos 20 años. Ha dado al Barça 34 títulos y ni todo el dinero del mundo puede pagar lo que nos ha hecho disfrutar a los culés en todos estos años. 

Para hablar de la confección final de la plantilla es pronto todavía. El fútbol ha cambiado con el coronavirus. El mercado del fútbol, más todavía. Ya se están entrenando Trincao, Pedri, Matheus Fernandes, Rafinha, Wague, Miranda, Oriol Busquets, Martin Braithwaite y Gustavo Maia. Son jóvenes fichajes, cedidos que vuelven al club y jugadores que no tienen claro su futuro, ya que el grueso del grupo está citado para el 30 de agosto. Koeman tendrá que evaluarlos sobre la marcha, perfilar alguna incorporación más y confeccionar una plantilla que sea de su gusto y que le ofrezca garantías para pelear por los títulos. A ver si al menos es más numerosa que el año anterior. Por su exitoso pasado azulgrana, Koeman se ha ganado esta oportunidad y también algo de paciencia del entorno, pero ya sabemos por experiencia que un par de malos resultados y la cercanía de las elecciones el próximo año agitarían de nuevo el panorama. Para mí, Koeman tiene el inconveniente de haber sido defensa. Todos sus predecesores holandeses (Rinus Michels, Johan Cruyff, Van Gaal y Rijkaard) jugaban del mediocampo hacia adelante. El estilo con el que jugó aquel Valencia de 2008, en el que prescindió de veteranos como Cañizares, Albelda o Angulo para dar cancha a jóvenes como Maduro, Banega o Mata, para mi gusto era demasiado defensivo. Es cierto que ganó la Copa eliminando al Barça y al Atlético, pero también es cierto que aquel Valencia estuvo a punto de descender a Segunda.

Las últimas actuaciones de la selección holandesa sí me han parecido más convincentes y atractivas, pero tengo la impresión de que Koeman construirá su Barça de detrás hacia delante, como buen defensa que era, y no al revés, como es costumbre en el club. Si algo es evidente que ha fallado en los últimos años en el Barça es la consistencia defensiva, más en Europa que en España, pero incluso en la Liga ha acabado con 38 tantos en contra, una media muy mala de 1 por partido si quieres aspirar al título. Koeman deberá hacer un Barça más sólido, pero sin perder de vista la forma arriesgada de jugar que aprendió con Cruyff o que estudió con Van Gaal. Yo habría preferido a Xavi, pero es verdad que este ha jugado con muchos de los que ahora podría tener que despedir o apartar y creo que no quiere hacerlo. Ya habrá tiempo. Koeman también forma parte de la cadena que yo llamo del éxito en el Barça. Como siempre digo, a ver si tiene suerte porque será la suerte de todos nosotros. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies