class="post-template-default single single-post postid-1426 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

FIFA no perjudica al Barça sino a Arda Turan y Aleix Vidal

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Parece que los aficionados del Barça nos quedaremos este verano con las ganas de ver en acción a los dos fichajes de la nueva temporada, Arda Turan y Aleix Vidal. La razón la conocen de sobra. FIFA prohíbe al club inscribir jugadores hasta el 1 de enero de 2016 y por eso, aunque los fiche, no pueden jugar ningún partido en el que haya un acta arbitral. O sea, ni siquiera los amistosos del verano. O sea, ni el Gamper, que ha sido tradicionalmente donde se presentaban las nuevas incorporaciones. Que Turan y Aleix Vidal no puedan jugar ni en la pretemporada no perjudica en exceso al Barça, que es lo que pretende la FIFA, ya que en los partidos de preparación el resultado cuenta bastante poco. A quien daña de verdad es a los dos jugadores, ya que el castigo infringe claramente su derecho al trabajo.

Pasa igual que con los niños a los que impide jugar la misma sanción. A quienes perjudica es a los propios niños, a los que impide hacer algo con lo que sueñan a todas horas, que es jugar al fútbol, no al Barça, cuyos mejores o peores resultados en esas categorías tienen una mínima trascendencia. La FIFA cuenta con más socios (209) que las Naciones Unidas (193) y pese a los continuos escándalos de corrupción en los que se ve envuelta tiene todo el poder de hacer y deshacer a su antojo en el mundo del fútbol. Y si alguien intenta defender sus derechos fuera de los tribunales deportivos (seguro que darían la razón a los futbolistas en estos casos y en otros muchos), se arriesga a que le expulsen de su exclusivo club. Así es como funciona la FIFA y así es como seguirá funcionando mientras no haya una acción conjunta de todas las naciones para intentar acabar con su desmesurado, totalitario y arbitrario poder.

No sé hasta donde llegará, pero desde este modesto blog quisiera lanzar una propuesta para quien quiera o pueda llevarla a la práctica. Con la idea de que los millones de aficionados del mundo entero pudiesen ver en acción a Arda y Alexis se podría montar un amistoso entre los componentes de la plantilla que fuera transmitido en abierto por Barça TV. Desde aquí les aseguro que la audiencia sería muy importante. Ya sé que la idea no es del todo original, porque está el antecedente de Luis Suárez, al que programaron un amistoso frente a la selección Sub-19 de Indonesia. En ese partido, Luis Suárez, que sí pudo jugar unos minutos en el Gamper mientras aún duraba su condena guantanamesca por el mordisco a Chiellini, marcó dos goles que dieron la vuelta al mundo. Exactamente lo que ocurriría con los de Arda Turan o Aleix Vidal.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin