class="post-template-default single single-post postid-1389 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Larsson o Pizzi, un perfil de delantero que hace falta

Facebooktwitterredditlinkedin

El sueco Henrik Larsson llegó al Barcelona con 32 años. Siempre lamenté que no aterrizará en el club con cinco años menos, porque desde el principio me pareció un jugador con un instinto natural para el gol, algo que casi siempre se echa en falta en el Barça, sobrado de juego y a veces negado ante el remate, como ocurrió en Sevilla. En sus dos años de azulgrana, Larsson, además de la edad y una grave lesión de rodilla, tuvo la competencia de un jovencísimo Etoo, con una voracidad inmensa. Eso le restó participación en el equipo, pero dejó una profunda huella en la afición. Su última asistencia en la final de la Champions de 2006 para el gol triunfal de Belletti quedará para siempre en la memoria.

Precisamente es esto último, su salida como revulsivo desde el banquillo, lo que más se ha fijado en el recuerdo de los buenos aficionados. Cuando se habla de perfil Larsson en el Barça se evoca a ese goleador veterano, siempre respetuoso con sus compañeros, con una larga carrera en otros equipos, que viene a aportar su experiencia e instinto cuando se requiera, principalmente cuando los partidos no marchen de forma satisfactoria. Desde que se fue el sueco, yo siempre he echado en falta la ausencia de un perfil Larsson en el equipo. Munir y Sandro hacen más de lo que pueden, se están esforzando al máximo, como les pide el entrenador, pero no están teniendo suerte, no marcan: 0 goles en los 544 minutos que han jugado entre ambos. Es verdad que la cifra equivale a sólo tres partidos completos para cada uno y que los goles de los delanteros van por rachas, pero también es cierto que, sobre todo ahora que falta Messi, es necesario que aporten más al equipo, sobre todo goles.

Ahora Sport vuelve a hablar de la posibilidad de que recupere el perfil Larsson en el mercado de invierno. Salvo un cambio espectacular de Munir y Sandro de aquí a enero, creo que el Barça sí acabará fichando un delantero. La figura de Luis Suárez no tiene una réplica parecida en la plantilla y el equipo se está acostumbrado a jugar con un nueve de referencia. Luis Enrique se retiró en el Barça pocos días antes de que Larsson llegase al club, pero coincidió en su época de jugador con otro futbolista de idénticas características y que dio también un excelente resultado: Pizzi. El argentino era el suplente en el equipo de Robson y Mourinho del gran Ronaldo, el brasileño, entonces en su mejor versión. Pizzi era un gran recurso para cuando los partidos se complicaban. ¿Quién no recuerda su quinto gol en la remontada copera al Atlético o su tanto en la final de Copa ante el Betis? El reciente partido de Sevilla era ideal para un jugador así. Lo dicho: creo que el Barça debe fichar a otro Larsson. O a otro Pizzi.
(Foto/Autor: Larsson sufre la falta de Pirlo en un Barça-Milán/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin