class="post-template-default single single-post postid-6481 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Líderes a la espera del dorado Neymar y del adiós de Bravo

Facebooktwitterredditlinkedin

El Barça acabó la primera jornada de Liga como terminó el anterior campeonato, en lo alto de la tabla. Somos líderes a la espera del dorado Neymar (volverá tras el parón internacional) y del adiós de Bravo, al que habrá que despedir con cariño. Como también viene siendo habitual, el equipo tuvo que sobreponerse en el arranque a factores externos que le perjudicaron, como el calendario o el arbitraje. El Atlético, uno de los rivales por el título, se dejó puntos a las primeras de cambio (1-1 en casa contra un recién ascendido, el Alavés), pero el Madrid ganó parece que con solvencia su partido (0-3 en Anoeta). Si ya la temporada pasada Simeone veía la Liga «peligrosamente preparada para el Real Madrid«, imaginaos lo que puede ser ésta. De momento, el Madrid tiene 3 partidos en casa de los próximos cuatro contra Celta, Osasuna y Villarreal y en medio la visita a su filial, el Espanyol. En cambio, el Barça tiene que visitar San Mamés (este domingo) y recibir al Atlético (21 de septiembre). En mitad de estos dos partidos, el Alavés jugará en el Camp Nou y tendrá que ir al campo del Leganés. Ganar esta Liga será quizá más difícil que nunca. En primer lugar, porque levantar tres consecutivas es algo que sólo ha hecho dos veces en su historia (con Cruyff y con Guardiola) y, en segundo, porque el Madrid sólo ha triunfado en 1 de las últimas 8, algo que no ha pasado nunca anteriormente.

En cualquier caso, disfrutemos del camino, porque la Liga es muy larga y, como se vio en el curso pasado, suele resolverse en el tramo final, pese a la ventaja que pueda alcanzar cualquiera de los candidatos durante el trayecto. Para intentar conquistar el tercer título consecutivo, uno de los hombres importantísimos será de nuevo Neymar, que ha estrenado su renovación con el Barça ganando la medalla de oro en los Juegos de Río junto a Rafinha. Estuve viendo la final, que fue emocionantísima, de principio a fin. La pentacamepona del mundo nunca había obtenido este galardón y quería resarcirse de su mal papel en el Mundial de 2014, contra el mismo rival, Alemania, contra el que había perdido 1-7. Ya sé que no se trataba de la selección absoluta, pero, por eso mismo, la presión para los jóvenes brasileños fue muchísimo más brutal. De ahí que, tras la agónica tanda de penaltis, la mayoría llorase para descargar la tensión.

El propio Neymar acabó la prórroga con problemas musculares, como varios de sus compañeros. Fue el mejor sin duda de su equipo. Marcó un golazo de falta, regaló varias asistencias en plan Messi que sus compañeros no acertaron a convertir y luego transformó el penalti decisivo tras el fallo del alemán Petersen. Veremos cómo le pasan factura esas dos horas largas de nervios e intenso esfuerzo. De momento, Luis Enrique le ha concedido descanso y se incorporará al equipo tras jugar con Brasil el 1 de septiembre (Ecuador) y el 6 (Colombia). Hace bien el técnico. No creo que estuviera para jugar en San Mamés. De paso le evita un doble jet-lag al jugador. Otro que tampoco estará contra el Athletic será Bravo, que no se entrenó con el equipo tras el principio de acuerdo para su traspaso al Manchester City que anunció Robert. Camino de los 34 años, Bravo ha dado en el Barça un rendimiento excepcional, pero su recorrido ya no podía ser mucho más largo. Es su deseo marcharse y hay que respetarlo. Supongo que será el último gran contrato de su carrera y quiere aprovechar que a Guardiola le urge tener un portero que se maneje bien con los pies. Los que me seguís en el blog, sabéis que siempre he apostado más por Ter Stegen, para quien pedí la titularidad también en Liga ya la temporada pasada. Será inevitable que a partir de ahora se hagan comparaciones, porque Bravo, ya digo, ha hecho un par de temporadas muy buenas, pero sinceramente, creo que el puesto está ya bien cubierto con el alemán y Masip. Por lo poco que se le ha podido ver en la pretemporada, incluso el canterano ha crecido y ya tiene más confianza. Aun así, Luis Enrique es partidario de tener tres guardametas y lo más probable es que llegue otro portero para aumentar la competencia.

(Foto/Autor: Neymar dedica al cielo su triunfo en los Juegos de Río en una imagen que el jugador colgó en sus redes sociales)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies